107 años de la Biblioteca Urquiza: “No solo es ir a buscar, sino también ir a dar”

El pasado lunes 18 de julio, la Biblioteca Popular de la ciudad de Chajarí cumplió 107 años de vida, y en ese contexto Chajarivirtual en el Dial recibió a Stefania Diaz, Roque Dallacamina y Julio Zanoni, integrantes de la comisión directiva.

A modo de introducción Stefania expresó: “La biblioteca cumple 107 años, invitamos a la gente que se quiere acercar y conocerla, es una larga trayectoria que tiene la institución y es un patrimonio cultural de la ciudad que tenemos que apoyar y darle valor”.

Consultada sobre los socios de la institución la joven contó: “La persona que es socia abona una cuota que es anual, hoy en día es de $300, pero la pueden abonar como quieran, eso se puede charlar. Es importante incrementar el número de socios, porque la biblioteca tiene básicamente tres formas de sustentarse, que es a través de subsidios, del CONABIP (Comisión Nacional de Bibliotecas Populares) de la provincia, y de la cuota de los socios. Necesitamos que nos apoyen, y como no tenemos cobrador pedimos que se acerquen y abonen ahí en la institución”.

107 años de la Biblioteca Urquiza: “No solo es ir a buscar, sino también ir a dar”

Hoy en día la biblioteca cuenta con un número aproximado de 290 socios. Este año se sumaron 29 socios nuevos. Si alguien desea comenzar a serlo, solo debe acercarse a la biblioteca y consultar. Dichas personas gozan de múltiples oportunidades, como llevar libros a sus casas, adquirir material fílmico, Dvd, películas y hacer uso de las computadoras que se encuentran allí. Quien no abona la cuota anual puede visitar el lugar gratuitamente y permanecer el tiempo que lo necesite.

En la biblioteca hay aproximadamente 30.000 ejemplares, todos los años se renueva, porque se va a la feria del libro de Buenos Aires. Hay un programa que permite renovar los libros, y se cuenta con un subsidio específico para eso. Hay material muy nuevo, y se pueden acercar a conocerlo” detalló Stefania con entusiasmo.

Por otra parte, Julio Zanoni compartió su experiencia: “Yo no soy de acá, soy oriundo de Concepción del Uruguay, pertenezco al Ejercito y estoy desde el 2001 en Chajarí, yo era socio en la biblioteca de Concepción del Uruguay, entonces cuando vine para acá, vi la biblioteca y me hice socio”.

La señora bibliotecaria que sabía que me gustaba leer, me preguntó si no quería formar parte de la comisión porque necesitaba gente y entonces me acerque. Y a pesar de haber tenido mucho contacto previo con la biblioteca, no tenía idea y empecé a ver sus dificultades y todo lo que hay que hacer para llevar adelante ese trabajo” agregó.

Los miembros de la comisión directiva hacen hincapié en que una de las condiciones para recibir el subsidio de la CONABIP es que el 1% de la población tiene que ser socio de la biblioteca. De acuerdo al último censo la ciudad cuenta con aproximadamente 40.000 habitantes, por la tanto necesitan 400 socios y en este momento no llegan a 300, siendo esto un impedimento para el futuro.

107 años de la Biblioteca Urquiza: “No solo es ir a buscar, sino también ir a dar”

Gracias a CONABIP, en marzo de este año se adquirió una nueva computadora para la institución, sobre esto Stefania explicó: “Lo que se busca es digitalizar el registro de los libros y de los prestamos, entonces cada biblioteca popular tiene su catalogo web en el que cualquiera pude acceder, y allí esta la lista de los libros que tenemos y si están prestados o no. Lo que busca la CONABIP es tratar de incorporar las nuevas tecnologías en las bibliotecas”.

Llegado el momento de Roque Dallacamina, con mucho sentimiento contó parte de su historia en el patrimonio cultural: “Lo mío es un poco mas sentimental, yo cuando iba a la secundaria en el año 62, tenia un amigo que trabajaba en la biblioteca y tuvo un accidente, entonces me pidió que lo reemplace y así entre a conocer ese mundo. La biblioteca es un mundo, y para el que no se arrima, parecen un montón de libros muertos”.

Después siguió una amistad con Elena Arruda, una bibliotecaria de muchos años, y luego por problemas de trabajo me ausente y me quedó siempre la necesidad de volver a poder colaborar con eso. Las bibliotecas tienen su finalidad, por ejemplo con los colegios. Uno de los objetivos además de la cultura popular es poder brindar bibliografía a los estudiantes” agregó.

Luego manifestó su preocupación con respecto al interés de la sociedad hacia la biblioteca: “Nosotros sentimos que por más que hace mucho tiempo que estamos, la población mantiene una respetable ignorancia sobre el objetivo, sobre la posibilidad de que existe una biblioteca, sobre su importancia, inclusive hasta en la biblioteca esta la historia del pueblo, están los viejos diarios con mucha historia”.

Es muy feo cuando el directivo o el dirigente no siente eso, nosotros siempre pedimos que ayuden, que se arrimen, que estén ahí en forma mancomunada. Las bibliotecas además son centros culturales, centros de debate, no solo es ir a buscar, si no también ir a dar, es un lugar abierto que no tiene banderas” añadió.

Para finalizar la primera parte de la entrevista Roque expresó: “En este momento uno agarra la lista, y altísimo porcentaje no paga la cuota, hay gente que lo respeta, pero hay gente que son socios porque alguna vez se asociaron y después ahí quedaron. Tienen que ayudar a la cultura de nuestra gente, de su gente, de todos nosotros”.

La Biblioteca Popular Urquiza de Chajarí cumple sus jovenes 103 años.

Durante el segundo tramo del encuentro Stefania comentó: “Queremos aprovechar la oportunidad para invitarlos a que se hagan socios, que se acerquen, que consulten, y también a quienes quieran acercar iniciativa de realizar charlas, talleres o jornadas, a las instituciones que quieran ir con los chicos a conocer y realizar actividades, nosotros estamos abiertos y predispuestos a cederles las instalaciones”.

También queríamos contar que en la feria del libro de este año vamos a tener una presencia activa, porque en la biblioteca se van a realizar muchas de las actividades y talleres de la feria. Los años anteriores la biblioteca participó con stand, pero este año nos solicitaron para hacer uso de nuestras instalaciones, para sus actividades” finalizó.

Otra de las actividades que ofrece la biblioteca es el Cine Club, todos los viernes a las 21:30 se proyecta una película con entrada libre y gratuita.

Al respecto Dallacamina expresó: “Las películas del Cine Club tienen una característica, son mucho más buenas de lo que cree, no solo que es gratis, si no que es un cine distinto, yo felicito a quienes las seleccionan”.

Para finalizar Roque hizo uso de su tiempo: “A la biblioteca se la siente, se tiene que sentir el interés, el interés puede ser el conocimiento, puede ser la necesidad pero cuando se debate, se analiza y se busca información, las bibliotecas son muy útiles. También vea el problema al revés, nosotros muchas veces no sabemos qué es lo que le puede llegar a resultar mas cómodo al que va ahí, por eso se tienen que arrimar para ver qué es lo que hay y decirnos que es lo que falta para luego buscarlo”.

La Biblioteca Popular se encuentra en Belgrano 1375, sus horarios de atención son por la mañana de 8 a 12 y por la tarde de 15 a 19 hs.

“LA BIBLIOTECA ES UN LUGAR ABIERTO

QUE NO TIENE BANDERAS”

Fuente: Chajarivirtual en el Dial

No hay comentarios

Dejar respuesta