8 elogios, 1 crítica

Según los expertos, son necesarios ocho elogios contra una crítica para generar ideas nuevas y disruptivas.

negocio

Deben más que triplicar los elogios a las críticas para sostener un ambiente motivador de trabajo, una pareja saludable o un alumno comprometido.

En las empresas, es 8 a 1. En ambientes cotidianos 5 a 1.Esta “convertibilidad emocional” viene siendo avalada por infinidad de investigaciones académicas, explica Álvaro Rolón, autor de La creatividad develada (Temas) y experto en el asunto.

Ken Blanchard, uno de los expertos que tabuló esta relación, destaca que “es sorprendente notar cómo en casos en los que los jefes emiten el doble o el triple de elogios que de críticas, los empleados siguen reportando que creen que sus superiores los desprecian o están contra ellos. Recién a partir del cuarto la sensación empieza a cambiar”. La conclusión va en línea con uno de los descubrimientos centrales de la “economía del comportamiento”: el sesgo de “aversión a perder”, que indica que los fracasos o pérdidas impactan a nivel emocional con una intensidad tres veces mayor que en el caso de éxitos o ganancias.

En este punto, Rolón aclara que el concepto de “elogio” requiere una buena comprensión. “No se trata de un falso elogio, de andar tirando flores sobre aquello que creemos inútil sólo a los efectos de que la persona se sienta bien. Se trata de poder dar un buen feedback, de entablar las conversaciones en los equipos de modo tal que la autoestima y la autodeterminación no se vean afectadas ni minimizadas”, dice. Es interesante pensarlo como un mercado, en el cual el exceso de emisión de elogios lleva también a una devaluación de su impacto, y hace que se requiera una tasa aún mayor para lograr el mismo efecto.

Así que tiremos mas flores, y menos espinas.

Fuente: La Nación.

No hay comentarios

Dejar respuesta