Alcohol y droga: problemáticas que llegan a todas las edades y clases sociales

La directora del hospital Santa Rosa, Doctora María Fernanda Lalosa, se refirió a la problemática del consumo de alcohol los fines de semana y comentó que el mayor problema, “se ve en las chicas, de entre 14 y 15 años, que muchas veces es porque las dejan ir a algún cumpleaños, y lamentablemente llegan muy alcoholizadas, en estado de coma alcohólico, no te responden al otro día o hasta 4 o 5 horas después, es la realidad”.

Según explicó la directora del nosocomio, “sucede que vienen del boliche, cuatro o cinco chicos, también alcoholizados, pero trayendo a alguien más alcoholizado que hay que dejarlo internado hasta que los padres los vengan a buscar”.

Además, Lalosa remarcó que estos jóvenes suelen llegar “con estado de inconciencia total, no indagamos en qué sustancias, pero por el olor uno ya sabe que es consumo de alcohol, o se puede identificar cuando es droga, pero en los chicos más jóvenes es principalmente alcohol” dijo.

Drogas

En otro orden de cosas, la directora del Hospital Santa Rosa se refirió a los pacientes que llegan a la guardia del nosocomio con signos de consumo de estupefacientes. “Es una situación muy grave la que se vive, principalmente porque se nota que es consumo de cocaína, es muy grave, porque la marihuana es más leve en la clínica del paciente, pero con la cocaína hay que prestarle mucha atención porque puede suceder lo peor”.

En este sentido aclaró que principalmente “son los ya consumidores quienes vienen, y se nota que aumentan el consumo con el tiempo del consumo, mayormente adultos, los traen porque suelen llegar perdidos, o muy exaltados, entonces los traen”.

Vale señalar que para este consumo no hay distinción de ningún tipo, “la droga arrasa con todas las clases sociales, viene gente de bajos recursos, gente del centro, de los barrios, de todo”.

De este grupo de pacientes explicó que “hay gente que consume y que nunca hizo tratamiento, quienes intentaron hacer tratamiento y no pueden salir, gente que salió se rehabilitó y volvió a caer, porque hay que decir que de la cocaína es muy difícil salir, muy difícil, por eso hay que apuntar a los más chicos, porque sabemos que con un año o dos de consumo es más fácil, ya cuando pasaron 10 o más es muy difícil,  por eso hay que pensar en los más chicos y en la prevención de los que aún no llegaron al vicio para que no lleguen, y a los demás no es que hay que dejarlos, sino contenerlos porque sabemos que es una enfermedad y es muy difícil salir por más voluntad que tengan”.

Fuente: Chajarí al Día

No hay comentarios

Dejar respuesta