Alimentos con los que debes tener cuidado durante la gestación

Aunque existen algunos alimentos que deben evitarse por completo durante el período de la gestación, existen otros que deberás tomarlos con cierta moderación o incluso con precaución. A continuación descubre algunos de los alimentos que debes vigilar más durante esta etapa y consulta con tu ginecólogo si tienes alguna duda al respecto.

El pescado crudo
Durante el embarazo es muy importante que evites consumir cualquier tipo de pescado crudo, como por ejemplo los boquerones en vinagre o el sushi. En cuanto a los moluscos crudos o al marisco, como por ejemplo las ostras, tampoco resultan nada recomendables en este momento.

Por otro lado tampoco resulta nada recomendable que se tomen pescados cocinados que sean muy grandes como el cazón, el lucio o el pez espada, ya que se tiene el riesgo de consumir cantidades elevadas de mercurio.

Fruta y verdura mal lavada
Especial cuidado con las ensaladas, especialmente si no te encuentras inmunizada contra la toxoplasmosis. Debes asegurarte de lavar perfectamente los vegetales. Lo mismo debes hacer con las frutas que no te vayas a comer peladas. En cualquier caso, lo más adecuado es que prescindas de tomar estos alimentos si no te encuentras en casa.

Quesos y huevos
No ingieras huevos crudos ni ninguna salsa que se haya elaborado con ellos como una mayonesa por ejemplo, especialmente si estás fuera de casa. Especial cuidado en este sentido debes tener durante los meses de verano que es cuando las altas temperaturas pueden contribuir a que existan problemas con este tipo de alimentos. De la misma manera, evita los quesos blandos que no estén pasteurizados.

Carne poco cocinada
Se debe comer la carne de cerdo, de aves y de vaca bien hecha, ya sea frita, guisada o asada, pero nunca poco hecha o cruda. No se recomienda el consumo de vísceras como los sesos, el hígado, los riñones, etc.

Embutidos
Si no cuentas con anticuerpos de toxoplasmosis, debes recordar que debes prescindir de comer jamón serrano, a no ser que previamente haya sido congelado en las condiciones necesarias, para ello debes hablar con tu ginecólogo. Tampoco ingieras embutidos que no hayan sido cocinados.

Sal
No hace falta que evites la sal por completo, pero sí que la reduzcas durante estos meses. Para controlar mejor la cantidad de sal que tomas, échala sobre el plato una vez que ya esté cocinado y elige sal yodada.

Alcohol
Ni una copa durante estos meses, ya que puede llegar hasta el feto lo que suponen un riesgo muy grande para su desarrollo, incluso aunque sean pequeñas cantidades las que se ingieran.

Infusiones, té y café
No pasa nada porque de vez en cuando te tomes algún café o un té, pero debes recordar que ahora no es conveniente tomar más de dos tazas cada día, sobre todo durante el primer trimestre, ya que las dosis de cafeína y de teína muy altas, no son adecuadas durante la gestación. Infusiones relajantes tipo melisa o lavanda, solo pueden ingerirse con permiso del doctor.

No hay comentarios

Dejar respuesta