Conmoción mundial: Trump derrotó a Hillary y es el nuevo presidente de Estados Unidos

El republicano reveló que ya recibió la llamada de Hillary para felicitarlo y reconocerle la victoria.

Impactante. Aquel candidato pintoresco que no encajaba en los moldes de los dirigentes más tradiciones republicanos, que atravesó un largo camino de escándalos e incluso de resistencias al interior de su propio partido, ese hombre que encendió alarmas en México por discurso peligrosamente nacionalista, finalmente se convirtió en el presidente electo de los Estados Unidos.

En los últimos días, La Política Online reflejó la incertidumbre que se vivía en Nueva York por una elección que se esperaba reñida. Pero todas las encuestas daban un mínimo margen de ventaja a Hillary Clinton. Los resultados contradijeron una vez a todas las casas encuestadores, que hablaban de hasta 98% de chances de victoria de la ex secretaria de Estado, contra apenas dos del magnate neoyorkino.

Aunque la votación global terminará muy pareja, la elección de Trump fue demoledora: ganó todos los estados que son históricamente republicanos, cosechó varios territorios llamados “swing” o pendulares –aquellos que cambian de tendencia a través de los años-, e incluso tomó algunos otros que están más ligados a los demócratas.

El empresario obtuvo todo el cinturón conservador del centro del país, logró un triunfo en La Florida, Carolina del Norte, Ohio y además se dio el lujo de robarle a los demócratas el estado de Pensilvania, escenario del evento de cierre de Hillary.

Donald Trump supera así a una candidata apoyada sin matices por la pareja presidencial, por toda la Casa Blanca, además de sus vínculos con Wall Street y gran parte de los medios de comunicación que se expresaron a su favor.

En una acto solemne, sin grandes estridencias, el empresario confirmó que Hillary Clinton lo había llamado minutos atrás para felicitarlo y reconocer su victoria. “La secretaria ha trabajado muy duro durante muchos años y le agradecemos por todo ese trabajo. Y lo digo con sinceridad”, arrancó Trump.

“Su primer discurso fue conciliador. “Ahora tenemos que estar juntos los republicanos y los demócratas.

Es tiempo estar juntos como una nación unida. Les quiero decir que seré un presidente para todos los americanos. También para esos que no me apoyaron, que no fueron tantos por cierto”, dijo.

Trump agradeció a los principales referentes políticos que lo acompañaron y adelantó que implementará un “gran programa económico”. También quiso llevar un poco de tranquilidad al decir que negociará “de manera justa” todos, al interior del país y también con otras naciones. “No a la hostilidad. Amistad, no conflicto”, aseguró.

Fuente: La Política on Line

No hay comentarios

Dejar respuesta