Corrupción: Báez no fue a la audiencia y rechazaron el pedido de sus defensores

“No voy a hacer lugar al planteo de la defensa”, adelantó el juez de Garantías Humberto Franchi ante los presentes en la sala de tribunales en donde se realizó el primer encuentro, en el marco de una causa por delitos y fraude al estado.
Este viernes se realizó la primera audiencia en el marco de una causa por delitos de corrupción que involucra a funcionarios y empresarios del gobierno de Sergio Urribarri. Le tocó a Pedro Báez, ex ministro de Comunicación y Cultura y actual diputado provincial, quien eligió no asistir a la Sala 3.

Antes de las 11.30 -hora de convocatoria-, sí llegó su abogado Ignacio Díaz. Los fiscales Santiago Brugo y Patricia Yedro ya estaban esperando. También asistió en representación de la querella Rubén Pagliotto. La audiencia fue presidida por el juez de Garantías Humberto Franchi, que en poco menos de una hora, tras escuchar los alegatos de las partes, tomó la decisión de rechazar el planteo de Díaz.

La instancia se dio en el marco de la causa por negociaciones incompatibles con la función pública, fraude, peculado, abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario y/o falsificación de documentos públicos. Concretamente, lo que se investiga son las contrataciones discrecionales que habrían beneficiado a la imprenta que se le atribuye a Juan Pablo Aguilera, el cuñado del ex gobernador Sergio Urribarri. La misma imputación alcanzó a Gustavo Raúl Tamay -que se desempeñaba en el Ministerio de Cultura y Comunicación y junto a Pedro Báez era responsable de controlar los cumplimientos de contratos-, Emiliano Giacopuzzi, Maximiliano Sena, Luciana María Belén Almada y Alejandro Almada y las empresas que se les adjudican. Eso se dio en perjuicio del Estado provincial, desde el año 2010 a 2011, de manera arbitraria y constante, sorteando los mecanismos legales para garantizar la libre competencia de oferentes del Estado, sin observar la normativa vigente. La emisión de órdenes de publicidad fueron múltiples, incluso, en el hecho inicial los fiscales destacaron 46 precisamente.

Además del direccionamiento de las contrataciones, el Ministerio Público Fiscal investiga el incumplimiento de los contratos abonados por el Estado provincial en varios casos. “En muchas contrataciones se simuló que los empresarios cumplieron con las contrataciones, por medio de ficticias constataciones de su ejecución, que fueron firmadas por Pedro Báez y Gustavo Tamay”, explicó el fiscal Brugo. En este marco, aún no está cerrado el monto de la defraudación al Estado.

El ejemplo de la vaca

El motivo de la audiencia de este viernes fue discutir sobre un punto de pericia solicitado por la defensa de Báez, en el marco de otra medida de prueba pedida por los fiscales. En rigor, Brugo y Yedro quieren corroborar, a través de un análisis pericial, si las fotos que se presentaron para acreditar el cumplimiento de los contratos en distintos períodos de tiempo, son las mismas.

El ejemplo de la vaca resultó por demás elocuente para graficar el planteo de los fiscales. La fotografía de un cartel a la vera de la ruta, con una vaca pastando delante de la gigantografía, aparece como acreditación del cumplimiento de distintos contratos, por los que se emitieron distintas órdenes de publicidad. “Graciosamente, se pagó a las empresas de publicidad por esta prestación acreditada en distintos meses, que muestra el cartel con la vaca. Entendemos que esa vaca no puede haber estado en el mismo lugar todas las veces, y en la misma posición. En principio creemos que es la misma vaca, pero necesitamos que a eso lo digan peritos especializados, para que nos digan si estamos en presencia de las mismas fotografías, porque no vamos a pedir un ADN de la vaca para saber si se trata del mismo animal”, bromeó Brugo.

Fuente: Análisis Digital / El Entre Ríos

No hay comentarios

Dejar respuesta