Denunció que fue violada a la salida de la fiesta del estudiante

La menor apareció afectada por la ingesta de alcohol y estupefacientes en una estación de servicios de Cinco Esquinas de Paraná. Dijo que la subieron a una camioneta negra en donde la abusaron. Intervino la fiscalía.

La fiscalía de Violencia de Género a cargo de Fernanda Rufatti investiga una denuncia formulada por la madre de una menor de 14 años que aseguró que un grupo de jóvenes en una camioneta de color negra, la abusaron sexualmente.

“Puedo decir que se está investigando y realizando una serie de medidas y análisis para establecer qué sucedió y cómo ocurrió”, aseguró a Uno la fiscal.

Se pudo conocer que la madre radicó la denuncia y dio cuenta que su hija de 14 años se había retirado de la fiesta del estudiante en el Plumazo, a las 3 de madrugada, y de regreso hasta su casa en la zona del Thompson, un poco aturdida, -siempre partiendo de los dichos de la menor a su madre- fue invitada a subir a una camioneta tipo Amarok color negra. Detalló que si bien ella se negó, los muchachos le insistieron para acercarla hasta la casa.

Con el mal tiempo y la llegada de la lluvia, la chica subió y en el interior la habrían obligado a consumir bebidas alcohólicas y hasta estupefacientes. Lo cierto es que la menor quedó muy aturdida e inconsciente. En su relato, ella aseguró que fue víctima de varios tipos de abusos sexuales simples y con acceso carnal.

Tras un tiempo que no sabe cuánto, la adolescente apareció muy descompensada en una estación de Servicios de Cinco Esquinas. Los trabajadores del lugar decidieron llamar a sus familiares y a una ambulancia al verla muy descompuesta y hasta extraviada.

La adolescente fue llevada hasta el hospital San Roque, donde fue asistida y se estableció que tenía un alto grado de alcohol en sangre.

Tras la denuncia formulada por la madre, la fiscal ordenó la apertura del protocolo para casos de abusos sexuales, y en este sentido, dispuso que se le practicaran los análisis de rigor. Una vez recuperada, debería ser observada por el médico forense a fin de que confirme si fue o no abusada sexualmente.

Otro punto que será clave para aclarar la denuncia, son las imágenes de las cámaras de seguridad que existen en la zona de Cinco Esquinas. No sólo del Sistema de Videovigilancia del 911, sino también de la propia estación de servicios y otros comercios aledaños. Allí sabiendo el horario en qué llegó se visualizarán los movimientos de vehículos.

La adolescente luego de ser asistida en el hospital San Roque, se le dio el alta médico para que siguiera la recuperación en su casa, para lo cual se le recomendó un par de días de reposo.

La fiscal Rufatti esperará algunos estudios, para luego sí entrevistarse con la víctima del posible abuso sexual.

Fuente: Uno Entre Ríos

No hay comentarios

Dejar respuesta