El Congreso del PJ: consenso para la lista de unidad

El nombre que lograría el aval para conducir esta nueva etapa es el de José Luis Gioja, ex gobernador de San Juan

El Partido Justicialista se reunió en Obras Sanitarias para debatir su futuro. Desde el inicio de la reunión se empezaron a vislumbrar distintas corrientes de pensamiento.

Miguel Ángel Pichetto, por ejemplo, expresó la necesidad de realizar una oposición responsable al gobierno de Mauricio Macri, respaldando las políticas que puedan beneficiar a gobernadores e intendentes.

Entre ellas, apoyó un eventual acuerdo con los holdouts. En el otro extremo se pronunció el ultrakirchnerista Carlos Parrilli, quien expuso sus serias diferencias con el gobierno de Cambiemos.

Otro punto de conflicto que surgió durante el cónclave fue la reforma de la Carta Orgánica. El ex ministro de Defensa, el rosarino Agustín Rossi, interrumpió a los gritos la votación diciendo que estaban a punto de avalar “la reforma más vergonzosa de la historia del peronismo”.

La propuesta, que finalmente no fue puesta a consideración hoy, prevé que las autoridades partidarias sean elegidas por congresales y no por el voto directo de los afiliados, como ocurrió históricamente.

No todo fueron peleas. Hubo un punto en el que empezó a asomar un principio de consenso. La mayoría de las voces que hablaron durante el congreso coincidieron en la necesidad de conformar una lista de unidad para las elecciones del 8 de mayo. El nombre que lograría el aval para conducir esta nueva etapa es el de José Luis Gioja, ex gobernador de San Juan.

Durante el cónclave quedó conformada la Junta Electoral. El dato llamativo es que La Cámpora rechazó el lugar que le ofrecieron. Los nombres elegidos fueron Hugo Curto, Celso Jaque, Fernando Barrera, Silvina Frana, Hugo Oscar Insausti, Armando Cabrera, Cristina Álvarez Rodríguez, Jorge Franco, Bernardo Herrera, Marina Riofrio, Máximo Rodríguez, Marta Cascales y Mauricio Mazzón.

El diputado nacional Diego Bossio participó del cónclave luego de su decisión de abandonar el bloque del Frente para la Victoria en la Cámara baja. Si bien recibió algunas críticas, hubo muchos dirigentes que le abrieron los brazos. Por ejemplo, Guillermo Moreno dijo antes del encuentro que el ex titular de la Anses iba a ser tratado “como cualquier otro compañero”. Bossio se fue del congreso minutos antes de su finalización sin hacer declaraciones.

La ausencia de Randazzo
Allegados al ex ministro de Interior explicaron a que “Florencio es uno de los vicepresidentes del PJ pero hoy no participará. Hubo mucha insistencia de dirigentes y gobernadores, recibió muchos llamados, pero no va porque nosotros creemos que muchos de los que están ahí son los responsables de la derrota del peronismo”.

“La ausencia es consecuencia de que ese mismo PJ aceptó que se eliminen las PASO –elecciones internas dentro del FPV– y aceptó que Cristina Kirchner lo unja a Daniel Scioli como único candidato. Además hicieron cualquier cosa con las candidaturas en la provincia de Buenos Aires. Si se empieza con una autocrítica, tal vez puedan contar con nosotros en algún momento”, sentenció el ala más dura del randazzismo. Cabe recordar que el ex ministro quiso competir por la presidencia de la Nación pero fue bajado por la entonces mandataria que optó por Scioli, quien el 22 de noviembre perdió el ballotage frente a Mauricio Macri.

El que si estuvo presente fue el ex gobernador y actual diputado provincial Sergio Urribarri.

Durante la previa, se vivieron gritos, insultos y forcejeos en el ingreso al estadio Obras Sanitarias, donde tendrá lugar la cumbre. Los incidentes, minimizados por varios de los integrantes del PJ, anticiparon un día cargado tensión al interior del recinto, donde se desarrolló una jornada de catarsis y pases de facturas, síntomas de la creciente desconfianza dentro del partido tras la derrota electoral de noviembre en el ballottage presidencial.

No hay comentarios

Dejar respuesta