El consumo masivo siguió en caída en mayo

El Indec relevó caídas de las ventas en supermercados y shoppings del 2,5% y 4,3% respectivamente.

El consumo masivo sigue en baja. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) registró en mayo una fuerte caída al mostrar retracciones en términos reales del 2,5% en supermercados y del 4,3% en shoppings en comparación con igual mes del año pasado, deducido el efecto de la inflación sobre los precios.

Así, si se tomaran los valores nominales, las ventas en las grandes cadenas de ventas minoristas registraron un crecimiento del 19,9% y en los shoppings del 12,3%. Ambas marcas quedaron otro mes más debajo de la inflación anual que en el IPC Gran Buenos Aires que se usaba hasta ese momento era del 24%.

Según el relevamiento, los supermercados facturaron en el quinto mes del año un total de $26.644 millones, mientras que los centros de compras hicieron lo propio por valor de $4.572 millones.

Estos números contrastan con los de los hipermercados mayoristas, que vieron sus ventas incrementarse 8% en términos reales gracias al desplazamiento del consumo de las familias numerosas a este tipo de cadenas de comercialización para hacerle frente a la suba de los precios, en especial en los productos variables como los insumos de limpieza y perfumería, que son los que más se han encarecido.

Por eso, los especialistas advierten que la recuperación económica no llega a sentirse en la calle. Y es que el consumo, pese a la expansión del crédito, sigue rezagado. De acuerdo a datos de la consultora FyE Consult, recién en julio la capacidad de consumo de las familias creció 0,2% interanual -un virtual estancamiento interanual-, pero con una moderación del ritmo de recuperación del primer semestre.

El reporte oficial indicó que la jurisdicción donde se registraron los incrementos de facturación más importantes, a valores reales, fue la Ciudad de Buenos Aires, con el 22,8%. Le siguieron el área metropolitana del Gran Buenos Aires con el 22,4%, Entre Ríos (21,8%) y Córdoba (21,4%).

Tucumán fue la provincia en la que se registró la menor suba nominal de facturación en supermercados, con una mejora de solo el 10,6% respecto de igual mes del año pasado. En tanto que en Catamarca, en La Rioja, en San Juan y en San Luis, la facturación de las grandes superficies de ventas minoristas subió apenas 13,2%.

Por el lado de los shoppings, la mayor facturación a valores reales se registró en el rubro Juguetería, con un incremento del 29,6% interanual, por encima de la inflación anual para ese mes. Los demás rubros cuyas ventas nominales alcanzaron a igualar la inflación fueron los patios de comidas y los kioscos (27,2% interanual), amoblamientos, decoración y textiles para el hogar (24%).

No así librería y papelería, cuyas ventas subieron 21%, ni ropa y accesorios (20,4%).

El rubro más afectado por la caída del consumo fue el de diversión y esparcimiento, que en mayo cayó en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, 5,6 %y 9,3%, en forma respectiva.

Fuente: La Política On Line

No hay comentarios

Dejar respuesta