El déficit con Brasil alcanzó su pico histórico en julio y llegaría a US$ 7.000 millones en el año

Creció 800 millones de dólares. Las importaciones subieron 48% y las exportaciones cayeron 5,3%

La consultora del economista Dante Sica, Abeceb, informó este martes que las exportaciones argentinas a Brasil volvieron a caer en julio y de esta forma el déficit trepó a 800 millones de dólares, el mayor déficit comercial en un mes de la historia.

Tras un mayo y un junio con mejoras interanuales, el déficit bilateral en junio volvió a incrementarse siguiendo el ritmo del sector automotriz. Este desbalance se registró debido al aumento de las importaciones del 48% respecto de igual mes de 2016 y a la caída  de las exportaciones del 5,3%.

De acuerdo con el informe, “las exportaciones argentinas a Brasil totalizaron USD 714 millones en julio, en comparación con los USD 754 millones registrados en el mismo mes de 2016. La merma se explica por menores ventas de malta, cebada, maíz, trigo, poroto negro, ajo fresco, insecticidas, aleaciones y barras de aluminio, autopartes y medicamentos”.

De todas maneras, en lo que va del año, las exportaciones acumulan 5.310 millones de dólares (en los primeros siete meses de 2016 habían ascendido a 4.980 millones), lo que implica un aumento de 6,6%, impulsado por mayores ventas de cereales, vehículos y motores.

“En contraste con el débil desempeño de las exportaciones, las importaciones argentinas de Brasil alcanzaron USD 1.514 millones en julio, 48% por encima del valor registrado en el mismo mes de 2016. Nuevamente, la compra de vehículos automotores fue el principal factor de impulso, con un aumento estimado de las ventas de autos de origen brasileño en Argentina de más de 42%”.

A su vez, continúan liderando las compras a Brasil los productos ligados a la agricultura, como maquinaria agrícola, soja en grano para procesar e insecticidas, y a la construcción, como camiones e insumos de hierro y acero, entre otros.

Gracias a esta divergencia entre la evolución de las importaciones y las magras exportaciones, el saldo comercial bilateral registró un déficit de 800 millones de dólares en julio, el mayor rojo mensual con Brasil en la historia.

Con estos valores, las importaciones acumulan 9.820 millones de dólares entre enero y julio, 30% por encima del mismo periodo del año pasado, y el mayor registro para este periodo desde 2013.

Gracias a esta divergencia creciente entre la evolución de las importaciones y las magras exportaciones, el saldo comercial bilateral registró un déficit de 800 millones de dólares en julio, “el mayor rojo mensual con Brasil en la historia”, calificó el informe de Dante Sica.

Este número marca un rojo comercial de prácticamente el doble de julio de 2016 y consolida un déficit acumulado de 4.510 millones de dólares en el acumulado entre enero y julio, 75,1% por encima del valor registrado en los primeros siete meses de 2016.

“En base a estos valores, se espera un déficit comercial bilateral superior a los USD 7.000 millones (anual), con un fuerte rojo bilateral en el comercio automotriz que pondrá a prueba el nuevo esquema de multas y garantías establecido por el gobierno y que comenzará a regir el mes que viene, con el objetivo compensar el desvío respecto al valor acordado del Flex de 1,5”, concluyó Abeceb.

Con esta multa por importar más que el 150% de los que se exporte a Brasil, la AFIP apunta a compensar los ingresos perdidos por la caída en los impuestos a las exportaciones de automotrices.

De acuerdo a los datos del Indec, el déficit comercial frente al resto del mundo acumulado a este mes llegó a 2.613,3 millones de dólares, el valor más elevado desde los 2.909,4 millones de 1994 y superando incluso los 2.147,2 millones de 1998. La tendendencia es preocupante luego de que en 2016, entre enero y julio, la economía acumulara un superávit comercial de 689,1 millones de dólares.

Fuente: La Política On Line

No hay comentarios

Dejar respuesta