El mercado espera que 2018 termine con 30% de inflación y dos trimestres de recesión

Según el Relevamiento de Expectativas, a fin de año el dólar llegará $30,30 y la tasa de interés bajará al 33% anual.

El Banco Central dio a conocer el Relevamiento de Expectivas del Mercado (REM) que realizó los últimos días de junio y que refleja el impacto de la corrida cambiaria sobre la actividad y la inflación: de acuerdo a la mediana de las respuestas, el año terminará con la inflación en el 30%, el dólar en $30,30 y con 0,5% de crecimiento del PBI.

El informe -que consolida la información provista por 32 consultoras y centros de investigación locales, 15 entidades financieras de Argentina y 5 analistas extranjeros- da cuenta del empeoramiento de las perspectivas para la economía, ya que desde el último REM, las expectativas de crecimiento cayeron del 1,3% al 0,5% anual. Esto anticipa que al segundo trimestre con caída de la actividad -en particular por la sequía- le seguirá un tercer trimestre también recesivo y un cuarto trimestre con una muy modesta recuperación en relación al período previo, pero negativo en la comparación interanual.

“El pronóstico de variación trimestral sin estacionalidad (s.e.) del PIB a precios constantes sugiere que la actividad económica del tercer trimestre se reducirá -0,7% s.e. en relación con el segundo trimestre (-0,3 p.p. respecto de la encuesta previa). Para el último trimestre del año los analistas contemplan una expansión de 0,1% s.e. respecto del tercer trimestre”, destaca el informe.

Respecto de la inflación, el mercado espera que a diciembre se acumule un 30% en el nivel general con una elevadísima influencia de la inflación núcleo, para la que se espera que termine el año con 28,2%.

“Los analistas esperan que, tras un aumento transitorio, la inflación vuelva a caer en los próximos meses hasta ubicarse en un 1,8% mensual en el último trimestre del año. Se espera que la inflación núcleo para diciembre sea de 1,5% mensual”, detalla el informe. Puntualmente para este julio se espera 2,5% de inflación tanto general como núcleo y para agosto 2,1%, lo que da cuenta de al menos dos meses más con elevado traslado a precios de la suba del dólar.

“Para los próximos 12 meses la inflación pronosticada ascendió a 24,2% i.a. (+2,0 p.p. respecto del REM previo). Para 2019 la expectativa de inflación alcanzó 20,2% i.a. (+1,2 p.p. respecto del REM anterior) para el nivel general y 18,4% i.a. para el núcleo (+0,6 p.p.). Para 2020 la variación prevista para el nivel general de precios subió hasta 15,0% i.a. (+1,0 p.p.), y para la inflación núcleo se elevó hasta 13,5% i.a. (+1,0 p.p.)”, agregó el reporte.

Del 20,2% esperado de inflación para el año que viene, 18,4% obedecen al componente núcleo. Lo que quiere decir, en otras palabras, que el mercado tampoco espera que en 2019 el Gobierno de Macri logre cumplir su doblemente modificada meta de inflación, que es del 17%, incluso si congelara las subas de precios regulados.

En otras palabras, el mercado tampoco espera que en 2019 el Gobierno de Macri logre cumplir su doblemente modificada meta de inflación.

Con esta elevada inflación por delante, el mercado tampoco es muy optimista respecto de la baja de la tasa de interés de política monetaria, hoy en 40% nominal anual. Siempre de acuerdo a la mediana de las expectativas, el mercado proyecta que en agosto comenzará a bajar de a 1 o 2 puntos porcentuales por mes hasta quedar en 33% en diciembre.

Pese a que el empeoramiento de las proyecciones económicas son por causa de la corrida cambiaria, las proyecciones sobre el tipo de cambio registraron una baja de veinte centavos respecto de la cotización del dólar a fin de año. De acuerdo a este REM, en julio el tipo de cambio mayorista promediará los $28,50 (hoy quedó en $27,80) e irá subiendo de a cuarenta centavos por mes hasta fin de año para terminar en diciembre a $30,30.

Finalmente, el informe detalló que “Los participantes del REM esperan un déficit primario nominal del Sector Público Nacional no Financiero (SPNF) de $360 miles de millones para 2018 (representando un incremento del déficit esperado respecto del relevamiento previo de unos $5 mil millones). Los analistas proyectan una reducción de $125 mil millones del déficit primario para 2019 hasta $235 miles de millones (una reducción nominal de $70 mil millones para ese año respecto del REM anterior)”.

Esto quiere decir que, aunque el mercado desconfía de la factibilidad del cumplimiento de la meta de inflación, sí cree que Dujovne recortará a $360.000 millones el déficit fiscal primario, lo estrictamente necesario para cumplir con la meta del 2,7% del PBI de déficit primario fijada en el acuerdo con el FMI para 2018 y que seguirá por ese camino el año próximo.

Fuente: La Política On Line

No hay comentarios

Dejar respuesta