El mercado redujo los pronósticos de crecimiento y espera una inflación del 21,6 por ciento

El Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central también pronosticó una suba de tasas.

El Banco Central dio a conocer este martes el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) tomado los últimos tres días del mes de junio. De acuerdo a la mediana de las 54 entidades nacionales y extranjeras consultadas, al término de 2017 la suba de precios habrá sido de 21,6% anual, pero con una mayor incidencia del componente núcleo (que pasó del 19,2% al 19,5% del relevamiento anterior a este).

Quizás la modificación más notoria respecto del relevamiento de mayo es que las expectativas de crecimiento económico de acá a septiembre se redujeron de 1,2% a 1% al mismo tiempo que se esperan tasas de interés más elevadas para combatir la inflación -cuyo componente núcleo se viene mostrado cada vez más reticente a la baja-. Para el último trimestre también se espera 1% de mejora del PBI, por lo que para el año las expectativas de crecimiento cerraron en 2,7%.

“El crecimiento económico esperado para el año 2017 se elevó desde 2,6% hasta 2,7%, si bien se corrigió a la baja el crecimiento desestacionalizado previsto para el tercer trimestre de 1,2% a 1,0%. Asimismo, continúa la proyección de un sendero descendente para la tasa de política monetaria y se corrigió al alza el pronóstico de tipo de cambio nominal”, destacó el informe de la autoridad monetaria.

En efecto, las expectativas sobre el valor que adoptará la tasa de política monetaria se elevaron medio punto porcentual a 25,50%, anual. Esta es la quinta revisión consecutiva al alza. “Es decir que los participantes del REM esperan que la tasa de política monetaria se reduzca durante julio respecto de los valores de junio (26,25%). Se pronostica una disminución gradual -a medida que se avance en el camino de la desinflación-, hasta un valor de 22,00% para fin de año (mismo valor que el previsto en el relevamiento previo)”, aclaró el reporte del Banco Central.

Si bien las estimaciones fueron relevadas antes de que esta semana se acelerara la subida del dólar y algunos analistas comenzaran a advertir sobre el posible impacto sobre el nivel general de precios, el mercado ya daba cuenta de una subida de la divisa hacia fin de año con mayor aceleración hacia fin de año. Según este REM, en noviembre el dólar llegará a $17,50 y la inflación se ubicará en 1,4% mensual.

Puntualmente sobre el ritmo inflacionario de corto plazo, el Banco Central detalló que “Respecto del relevamiento del mes de mayo, la proyección de inflación mensual se ajustó con un sesgo al alza de 0,1 puntos porcentuales (p.p.) en junio (implícitamente la inflación de junio sería de 1,6% mensual) y en julio, en tanto se mantuvo constante para los demás períodos mensuales relevados”.

Para julio, el REM subió de 1,4% a 1,5% la inflación esperada a nivel nacional, igual que la del Gran Buenos Aires (IPC-GBA). A la vez, anticipó que el dólar se ubicará en $16,50.

Para 2018, las expectativas de crecimiento económico se ubican en el 3%, con una inflación del 15,4% (hasta el mes pasado se esperaba 15%) y una tasa de interés nominal anual a diciembre de 16,5% con un dólar a $20,2.

Fuente: La Política On Line

No hay comentarios

Dejar respuesta