El testimonio de una de las personas que intentaron socorrer a la niña que se ahogó en el Camping Chajarí

Una trágica noticia se conoció en Chajarí luego de que muriera una niña en las inmediaciones del balneario municipal de dicha localidad. Un grupo de ciudadanos fueron los que comenzaron la búsqueda y luego intentaron la rehabilitación primaria. Sin embargo, la nena llegó sin vida al hospital Santa Rosa. Florencia Fernández, fue una de las personas que formó parte de la búsqueda de la niña, quien además realizó un descargo en su cuenta de Facebook: “Había un sólo guardavidas para dos playas de varios kilómetros, la búsqueda la organizamos entre los que estábamos ahí, los dos oficiales de Policía que llegaron miraban desde lejos mientras le pedíamos a la gente que se alejara, no había primeros auxilios y es una playa habilitada por el Municipio”, expresó. Los ciudadanos se metieron al río a buscar a la niña y luego intentaron hacer RCP. “Lo de hoy -por el lunes- fue inhumano”, fustigó.
“Es difícil hablar desde el dolor y la bronca de este momento. No se si escribo para aliviar el dolor o para quejarme, o las dos cosas. Hoy estábamos con mi familia en el camping de Chajarí. Nos sacan del agua, avisando que se había perdido una nena. Con mi hermana y mi cuñado fuimos a preguntar si podíamos ayudar en la búsqueda, pensando que había alguien haciendo algo. Nada. Un grupo de pibes en el agua empezaron a buscar por su cuenta, y nos sumamos los tres. Nos organizamos en fila, analizamos entre nosotros de qué manera avanzar. Algunos nadamos lejos, entre la inconsciencia y la desesperación ante cualquier señal. Cuando finalmente la encontraron, tres personas en toda la playa, solamente tres (entre ellos mi hermana, de quien estoy profundamente orgullosa) sabían RCP”, comenzó el relato de Florencia Fernández en su cuenta de Facebook.

Ella era una de las personas que intentaron socorrer a la niña de siete años que falleció luego de haber estado desaparecida por un momento en el río y que luego llegó sin vida al hospital. Fernández explicó que fueron los propios ciudadanos los que intentaron socorrer y señaló una serie de irregularidades que dificultaron la solución ante la emergencia. En diálogo con Análisis Digital aportó detalles de lo que fue una jornada muy triste para quienes fueron trágicos protagonistas.

“La nena falleció y no pudimos hacer nada. Y es una mierda, y es un dolor que no se va a ir nunca. Pero yo no creo en dios así que no le pido justicia. Lo que hago es quejarme. Porque había un sólo guardavidas (no se si estaba, yo de verdad no lo vi, pero puede ser mala mía) para 2 playas de varios kilómetros. Porque a la búsqueda la organizamos entre los que estábamos ahí, porque los dos oficiales de Policía que llegaron miraban de lejos mientras le pedíamos a la gente que se alejara. Porque no había primeros auxilios. Porque estuvimos en una playa habilitada librados a la buena de nuestra solidaridad, sin ningún tipo de protección ante una emergencia”, expresó.

Además, aclaró que el guardavidas “no podía vigilar toda la playa sólo” a pesar de que no fue quien comandó la búsqueda y los intentos primarios de reanimación. Fernández insistió en que ella no vio al guardavidas, pero que empleados del balneario le aseguraron que había uno solo y que cobra 50 pesos la hora. “No estoy jodiendo, cinco o seis pibas y pibes que sabíamos nadar nos cargamos al hombro semejante momento. ¿Te das cuenta? Siete años tenía la nena y se murió en una playa habilitada con un solo guardavidas. Yo ya se que los pobres no les importamos a nadie, menos a los que jamás veranearon en un camping municipal. Pero lo de hoy, de verdad, fue inhumano”, expresó.

El testimonio de Fernández y la situación vivida en la playa puso al desnudo una total incapacidad del Estado para resolver estas emergencias. Una niña que desapareció y los ciudadanos que acudieron a su búsqueda. Sólo dos policías (que no ingresaron al agua) y un sólo guardavidas para dos balnearios de gran extensión. Ante la emergencia, aseguraron que la Policía no tenía señal en el radio y no poseían teléfono. De hecho, el llamado al servicio sanitario se hizo desde el móvil de una particular.

Fuente: Villa Del Rosario Net

No hay comentarios

Dejar respuesta