Estética: los inyectables ganan terreno

Los nuevos datos de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética sobre los procedimientos estéticos arrojaron que los inyectables como la toxina botulínica y el ácido hialurónico, están aumentando en popularidad debido a las mejoras en las formulaciones y un aumento de los usos aprobados por la Food and Drug Administration (FDA).
Este tipo de materiales, que se aplican para hacer frente a las arrugas faciales y a la falta de volumen de algunas zonas de la cara y de las manos, tuvieron un aumento del 21% entre 2014 y 2015.

El relleno de ácido hialurónico se aplica a través de micro-inyecciones para reponer y remodelar las formas del rostro y para otorgar volumen a las zonas dónde la merma se produce a raíz del envejecimiento. Además, se usa para rellenar arrugas estáticas (las que se observan cuándo la cara está en reposo, sin gesticular) y para remodelar las mejillas, mentón, y para disminuir las ojeras. Para aumentar el volumen de los labios y perfilarlos. También se aplica en las manos.
La nueva generación de rellenos de ácido hialurónico combina diferentes moléculas de esta sustancia dando como resultado un gel que permite obtener excelentes beneficios en procedimientos faciales. Es homogéneo, maleable e inmediatamente después de ser aplicado tiene una apariencia natural, suave y agradable.
El proceso de manufactura con reticulación optimizada, hace que el gel sea muy resistente a la degradación, por eso dura mucho tiempo, entre 12 y 18 meses, dependiendo del producto utilizado y el área de aplicación.
En la Argentina existen diferentes marcas de rellenos, por este motivo, es importante verificar que estén aprobadas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y por la Food and Drug Administration (FDA). Es fundamental que el profesional abra el producto delante del paciente y esté especialmente capacitado para su uso.

Tips sobre el ácido hialurónico
1. No produce reacciones adversas por ser un componente natural de la dermis (no requiere test previo). Se trata de un relleno reabsorbible, elegido por la mayoría de los médicos en el mundo.

2. Es una sustancia que se reabsorbe por eso el efecto es temporario y totalmente reversible (se va degradando y desaparece en el cuerpo en forma lenta).

3. Si el resultado estético obtenido no es satisfactorio, se revierte cuando se haya reabsorbido. Esta es una razón importante para que el relleno que se aplique sea reabsorbible. Además, con el paso del tiempo la cara se transforma y si el relleno es permanente o semipermanente es probable que quede ubicado en otro sitio, no donde se colocó originalmente. De todos modos, la mayor desventaja de los rellenos permanentes (cómo los de silicona y biopolímeros), es que pueden generar granulomas ya que estos no son sustancias presentes en el organismo.

4. El ácido hialurónico se integra de manera natural en el tejido dérmico. Esto lo convierte en el relleno más seguro.

5. Es útil a la hora de hidratar (actúa como esponjitas que absorben y contienen el agua). Tiene la capacidad de retener agua en un porcentaje altísimo, es por eso que se emplea para hidratar la epidermis.

6. Reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel.

7. El peso molecular de la partícula de este ácido facilita la penetración, esto hace que la piel se mantenga hidratada y turgente

8. La gran mayoría de los productos de relleno de ácido hialurónico tienen anestésico incorporado. Esto elimina las molestias durante el procedimiento.

9. Se lo aplica en distintas zonas, en distintas formas y densidades. Una forma de mayor viscosidad está indicado para restituir el volumen que se pierde con el paso de los años a nivel de labios. En los surcos nasolabiales y arrugas peribucales se inyecta bajo la piel a lo largo de todo el pliegue de la arruga. Para perfilar el contorno de los labios se hace la técnica “Paris Lips”. Se lo utiliza en pequeñas cantidades en la nariz, para corregir la forma. Se lo aplica también para rellenar cicatrices en depresión de acné y para infiltrar estrías. Se usa en los círculos orbiculares del ojo que forman las ojeras, para alisar la apariencia de la piel de las manos y la línea central de pecho. Se usa para crear volumen de pómulo y mentón, el tipo de relleno que se utiliza en esta zona dura de 2 a 3 años.

Colocación de toxina botulínica tipo A
La aplicación de toxina botulínica produce una apariencia más joven de la cara al suavizar las líneas de expresión, en las áreas de la frente, entrecejo, patas de gallo, bunny lines (líneas de conejito), mentón, contorno facial, cuello y escote. Los efectos iniciales se hacen visibles de 48 a 72 horas después del tratamiento y los efectos máximos aproximadamente en una a dos semanas, y su duración es de aproximadamente 4 a 6 meses. Algunas de sus características:

1. Sólo podrían darse efectos adversos en menos del 1% de los casos. Si ocurre son insignificantes y desaparecen en pocos días. Se puede mencionar: enrojecimiento, algún hematoma pequeño y/o molestia, dolor de cabeza ocasionado por la tensión en el momento de la aplicación. Todos son reversibles.

2. Se aplica para prevenir las arrugas, por este motivo en algunos casos se recomienda su uso a partir de los 30 años. Mientras dura el efecto se evita que las arrugas existentes se profundicen y que aparezcan nuevas.

3. No requiere tiempos de recuperación, se puede continuar inmediatamente con la vida cotidiana.

4. No duele la aplicación. Si resulta molesta pueden colocarse cremas anestésicas para minimizar la molestia de la colocación.

5. Aplicada por profesionales capacitados, queda muy natural. La cara lucirá descansada y rejuvenecida.

6. Se debe dejar pasar 3 meses entre las aplicaciones para no desarrollar anticuerpos.

No hay comentarios

Dejar respuesta