Gobernadores apuntan contra subsidios a la luz que reciben Provincia de Buenos Aires y CABA

Medido, pero firme. El chaqueño Domingo Peppo avisa que la negociación entre los gobernadores y la Casa Rosada por el presupuesto del año que viene y los recortes necesarios para cumplir con el FMI no será fácil. “Queremos darle herramientas al Gobierno”, asegura el gobernador de Chaco. Enseguida, sin embargo, advierte que el ajuste “debe ser equitativo” y que el Gobierno tendrá que escucharlos “sí o sí”.

Peppo fue uno de los gobernadores que anteayer se reunieron en Buenos Aires con Miguel Pichetto y Pablo Kosiner para empezar a delinear la estrategia para el debate que viene en el Congreso. También estuvieron Juan Schiaretti (Córdoba), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Juan Manuel Urtubey (Salta) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego).

-¿Qué resolvieron en la reunión?

-Básicamente hablamos del presupuesto y de cómo trabajarlo para ir renglón por renglón, sobre todo con las cuestiones generales que nos afectan a todos, no tanto con las individuales.

-¿Cómo sigue la discusión por los subsidios al agua y a la electricidad que reciben Buenos Aires y la Ciudad?

-Eso fue todo un apartado. El Gobierno debería revisarlo.

-¿Harán un planteo formal?

-Acordamos que se pongan a trabajar los ministros de Economía para hacer los cálculos. Hoy el déficit de las provincias no llega al 1%. Ellos [por la Nación]dicen que mandaron más recursos a las provincias. Es cierto que recuperamos algunas cosas. Pero, por ejemplo, hay provincias que recuperaron el 15% [retenido por la Anses]en su totalidad y otras que lo cobramos en cuotas y con préstamos que tenemos que devolver.

-¿Cuál va a ser la propuesta concreta?

-Les vamos a decir que en esos subsidios tienen dónde achicar.

-¿El Gobierno avanzará en un tema tan sensible en dos distritos claves y en un año electoral?

-Parece difícil, sí. [ Horacio]Rodríguez Larreta y [ María Eugenia]Vidal defienden sus recursos. Estamos dispuestos a dar herramientas como el presupuesto, pero si nos garantizan equidad. El esfuerzo tiene que ser compartido. No puede ser que se nos pida más esfuerzo a provincias que estamos haciendo todo para contener el gasto. No puede haber beneficiarios especiales. Nosotros también tenemos temas electorales por los que pelear. No nos vamos a ajustar el cinturón unos sí y otros no.

-¿Qué otro tema van a llevar a la negociación?

-Vamos a tratar de suspender la rebaja de Ingresos Brutos por un año, darle un año de gracia al plazo que se acordó en el pacto fiscal, que vence en 2022. Es una alternativa.

-¿El Gobierno podría avanzar con el presupuesto sin escucharlos?

-Nosotros queremos darle el presupuesto al Gobierno. Pero también queremos asegurarnos de que el achique no sea en obras estratégicas. Queremos trabajar los temas con tiempo y vamos a empezar a pedir precisiones. El Gobierno nos va a tener que escuchar sí o sí. Pero, repito: el espíritu no es generar trabas, sino trabajar para que no tengamos sorpresas, para que haya equidad. No queremos generarle problemas al Gobierno, como ocurrió durante el kirchnerismo. No es ese nuestro espíritu.

-El Gobierno va a negociar con los gobernadores uno por uno.

-Nosotros vamos a trabajar como se hizo con el consenso fiscal. Por ahora, tenemos muchos interrogantes. Los que estuvimos reunidos ayer [por anteayer]creemos que tenemos que tener una agenda general, más allá de lo que pueda necesitar después cada uno.

-¿Qué temas entrarían en esa agenda común?

-Seguro los subsidios a Buenos Aires y CABA y la prórroga en Ingresos Brutos por un año.

-En el acuerdo con el FMI figura el recorte de transferencias no automáticas.

-Eso queremos verlo en detalle. Si, por ejemplo, me sacan el programa Remediar, de asistencia en medicamentos, tengo un problema. Tengo que sustituir eso con recursos propios que no tengo.

-¿Qué les dijo Pichetto?

-Que para ellos es interesante que podamos acordar con el Gobierno antes de que el tema llegue al Congreso, para facilitar el trámite.

-¿Cuándo vuelven a reunirse?

-No pusimos fecha. Lo primero es que se reúnan nuestros ministros de Economía, probablemente la semana que viene. La idea es que nos marquen la letra gruesa de las cosas del presupuesto que se pueden tocar.

Fuente: La Nación

No hay comentarios

Dejar respuesta