¿Hasta qué punto son normales los olvidos?

Perder la memoria es un miedo común, y hasta puede ser una fobia. Ante los olvidos frecuentes, ¿a qué signos hay que prestarles atención?

A muchos puede hacernos reír Buscando a Dory, con su olvidadiza protagonista. Pero detrás de esa película divertida y para chicos hay un problema que preocupa a miles de personas: “¿Y si pierdo la memoria?”.

Olvidos tenemos todos, en un menor o mayor grado. Pero, ¿cuándo habría que preocuparse?

Olvidos preocupantes
“Los olvidos que deben preocuparnos son aquellos referidos a la memoria episódica reciente, o sea al qué y al cuándo. Por ejemplo: ‘¿Qué almorcé ayer?'”, explicó el Dr. Pablo Abdulhamid, especialista de la Clínica de Memoria del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO).
No es la única “regla” a tener en cuenta. Este tipo de olvidos deberían representar un cambio respecto a un estado previo, y repercutir en nuestro funcionamiento social y ocupacional. Otra señal de alarma es la falta de conciencia de la enfermedad: “Las personas con problemas de memoria graves no son conscientes de ellos”.

¿Qué tan normal es olvidar nombres y fechas?
De la misma manera que sucede con la memoria episódica, la memoria semántica puede ser afectada por un problema. Esta es la encargada de nombrar personas y cosas, y dar el significado a las palabras. Hay gente que “es malísima” para recordar a quienes ve cada tanto, o al actor de una película (“fenómeno de la punta de la lengua”). “Pero, si comienzan a aparecer dificultades para nombrar personas o cosas habituales, hay que preocuparse”, advirtió Abdulhamid. De nuevo, lo importante es verificar si hubo un cambio con respecto a cómo éramos antes.

¿Qué es patológico y qué no?

Olvidos normales
No recordamos detalles irrelevantes.
Nos quejamos de nuestra memoria (somos conscientes del problema).
Familiares o acompañantes no les dan importancia.
No afectan el desempeño.
Muchas veces son faltas de atención, por estrés o depresión.

Olvidos patológicos
Fallas en la memoria episódica reciente (qué y cuándo).
Olvidos recientes (¿qué almorcé?) pero recuerdo de eventos sucedidos hace mucho tiempo con claridad.
Reiterativos: hacer la misma pregunta cien veces.
Sin conciencia del problema.
Hay un cambio marcado con respecto a un estado previo.
Empeoran con el tiempo.

Las causas de la demencia
La demencia afecta a 1 de cada 8 personas mayores de 65 años, y a casi la mitad de los mayores de 85, añadió el experto de INECO. La enfermedad de Alzheimer es la causa más frecuente: representa hasta un 70% de los casos.

Este año, se calcula que habrá más de 35 millones de personas con demencia en el mundo. Por el envejecimiento estimado de la población mundial, la cifra se duplicará cada 20 años, llegando a 65,7 millones en 2030 y a 115,4 millones en el 2050.

Para mantener un cerebro saludable
El Dr. Abdulhamid recomendó:
-Mantenerse mentalmente activo, aprender cosas nuevas.
-Participar de reuniones sociales regularmente.
-Organizarse.
-Concentrarse en una tarea a la vez.
-Llevar un estilo de vida saludable, comer sano sin abusar del alcohol y evitar el tabaco.
-Realizar ejercicio físico a diario.
-Controlar la salud, visitando periódicamente al médico.
-Consultar a tiempo a un especialista ante problemas de memoria es igual de importante, para recibir el tratamiento adecuado, que ayude a mitigar la enfermedad y a mejorar la calidad de vida.

No hay comentarios

Dejar respuesta