Juanita de las Mercedes y su historia, contada en primera persona

Juanita de las Mercedes y el diseño independiente van de la mano. Camila Zucco es de Chajarí y Valeria Francou de Villa Elisa, ambas llevan adelante dicho emprendimiento, y en esta ocasión, Camila visitó Chajarivirtual en el Dial para contarnos en detalle de que trata.

Durante el comienzo, Camila expresó: “Cuando me recibí tuve que pensar que iba a hacer de mi vida, y siempre quise hacer remeras estampadas, Valeria es mi cuñada, ella es diseñadora textil y yo soy diseñadora de indumentaria, se lo propuse, me dijo que si, y así arrancamos”.

“Arrancamos haciendo un par de remeras, pensamos el nombre, hicimos el Facebook y empezamos, ya hace tres años y medio” agregó.

Consultada sobre el original nombre de la marca “Juanita De las Mercedes”, la diseñadora confesó: “Así me decía mi abuela cuando yo era chica, me lo propuso mi mamá en realidad, buscar el nombre era difícil para mí. Mi cuñada no tuvo problema y así quedó”.

Con respecto a su organización y forma de trabajo, contó: “Yo vivo en capital y Valeria también, nos juntamos en su casa o en la mía, cosemos, cortamos y hacemos todo ahí. Hubo un tiempo que mandábamos a coser porque somos muy lentas a comparación de un taller. Todo lo de decoración si de cero nosotras, cortamos, cosemos, vamos y elegimos las telas”.

“Con el estampado, hacíamos serigrafía, que lo mandábamos a hacer por un tema de espacio más que nada, y la sublimación si la hacíamos nosotras, primero hacíamos el diseño en la computadora y luego le mandábamos el archivo al que estampaba”.

Juanita de las Mercedes vende por Facebook, en locales multimarcas y hace ferias, en Capital y en Chajarí. Realizan la feria de verano, de navidad y este año anexaron la feria invierno, donde vendieron otros tipos de productos referidos a la decoración, como cestos, almohadones, porta cosméticos, entre otros.

“Las estampas nos identificaban, ya dejamos de hacer remeras estampadas, ese era nuestro fuerte y después empezamos con otros productos y ahora al final estamos yendo para otro lado, pero si, hasta el verano fueron nuestro fuerte las remeras estampadas, tanto en sublimación como en serigrafía”, manifestó la joven.

Camila no solo trabaja en su emprendimiento, al respecto contó: “Doy clases en Buenos Aires, en un taller que se llama “Baúl de modas”, está en Almagro y tiene su cede también en Palomar. Y en Chajarí cuando vengo y puedo también doy talleres”.

Por último, preguntamos sobre su decisión al momento de elegir que estudiar, por lo que explicó: “Estudié en la UBA, siempre me interesó toda la parte artística pero a los 14 años empecé a pensar que podía estudiar, y en el colegio había un manual de carreras entonces me puse a hojearlo y primero me decidí por obstetricia pero después encontré diseño de indumentaria y me encantó, me puse a ver las materias y ahí me decidí. Mi mamá me dijo que si iba a estudiar eso tenía que aprender a coser, así que a partir de los 15, hasta los 18 fui a costura con Mabel Fernandez. Y cuando cumplí los 18 me inscribí para el CBC”.

“Además en el IMA (Instituto María Auxiliadora) tuve  orientación de comunicación social y diseño, entonces tuvimos un montón de materias relacionadas al diseño gráfico que a mí me sirvieron un montón” finalizó.

Fuente: Chajarivirtual en el Dial

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta