Más de 200 mil fieles visitaron al Gauchito Gil en su día

Su santuario, ubicado en el cruce de las rutas 119 y 123, a 8 kilómetros de la ciudad correntina de Mercedes, está construido en un emplazamiento cercano al lugar de su muerte, de la que hoy se cumplen 140 años. Allí el Gauchito Gil, una figura venerada a nivel nacional, recibió alrededor de 200 mil visitantes para pedirle ayuda.

Esta mañana se desarrolló una misa como celebración en la Iglesia Nuestra Señora de la Merced, a la cual, incluso, asistió la Intendenta de Mercedes. Durante la jornada, además, se vivió el traslado de la Cruz Peregrina de las Catacumbas hasta esa iglesia, mientras en la Plaza 25 de mayo se concentraban los jinetes que custodiarían la cruz llevada en peregrinación hasta el santuario. De acuerdo a lo informado por la policía local, en la festividad hubo un herido de arma blanca tras una pelea.

En 1878 el gaucho Antonio Gil fue muerto a manos de la policía, tras ser perseguido por desertor de las filas autonomistas de la provincia. Por haber sido liberal, es identificado con el rojo, y ese color es el que predomina en la celebración, que no sólo se produce en Mercedes, sino también a lo largo y a lo ancho de todo el país.

De todos modos, esa no es la única versión de su fallecimiento. También dicen que murió en un duelo entre gauchos y otra, que murió en una emboscada de la policía.

Minutos antes de morir, Gil le aseguró a su verdugo que si antes de regresar a su hogar rezaba por él, su hijo que tenía una enfermedad terminal se curaría, circunstancia que sucedió.

La tumba de Antonio Mamerto Gil Núñez, tal su nombre, está en el Cementerio de Mercedes, ciudad en la que no faltará nada para la celebración. Incluso la zona del santuario estará custodiada por 250 efectivos de la policía provincial.

Para pedirle un milagro al Gauchito Gil hay que escribir en una cinta de raso colorada lo que se necesita o desea y colocarla por la noche en un cruce de caminos, apoyada en la rama de un árbol, de un alambrado o en un palo clavado en la tierra. Es tal la efervescencia que hay por estos días en la zona, que en Mercedes ya no hay habitaciones disponibles para quienes se acercan.

Además, esta es la oración que le rezan los peregrinos: Oh, Gauchito Gil, te pido humildemente que se cumpla por tu intermedio ante Dios, el milagro que te pido, y te prometo que cumpliré mi promesa y ante Dios te haré ver y te brindaré mi fiel agradecimiento y demostración de fe en Dios y en vos, Gauchito Gil. Amén.

Fuente: Clarín

No hay comentarios

Dejar respuesta