Nuevas pruebas aumentan las presunciones contra Varisco y alientan la prisión preventiva

Transición en el Municipio con Etienot aunque desde Cambiemos se busca interventor

Una semana clave y muy compleja le espera al intendente de Paraná, Sergio Varisco en la causa penal que se desarrolla en la Justicia federal y que lo tiene como procesado por financiar una organización criminal que comercializa droga en Paraná y ciudades aledañas utilizando fondos, empleados y bienes públicos.

Entre las fuentes judiciales suena muy fuerte la introducción de nuevas pruebas que agravan, aun más, la situación procesal de Varisco.

Un panorama que ya no tiene vuelta atrás, no solo del procesamiento, sino también por los recientes rechazos de los pedidos que ha realizado la defensa del presidente municipal, puntualmente con respecto a la revocatoria por improcedente, la incorporación de distintas pruebas y la intervención de la Agencia Federal de Investigación (AFI) por “impertienntes e inútiles”, según consta de la resolución denegatoria.

Desde los pasillos del fuero federal se habla de que en esta semana se incorporaran nuevos elementos probatorios al expediente, que, según comentaron, no solo aportaran mayor contundencia a lo ya definido por el juez Leandro Ríos, sino que tendrá una consecuencia gravísima para el primer mandatario municipal.

Tal es así que, precisaron, provocaría la inmediata resolución judicial que dispondrá la prisión preventiva de Varisco y su consecuente traslado a la Unidad Penal N°1 en virtud de debilitar los argumentos de la excarcelación.

Una excarcelación que indudablemente golpeó muchísimo, no solo en la opinión pública, sino también en el ámbito judicial que tildaron de “peligroso precedente” al procesamiento sin prisión preventiva frente a los delitos de una gran escala penal.

Una excarcelación que, con la incorporación de aquellos elementos probatorios, comienza a verse minada por completo, sus argumentos, dando paso a una inminente prisión preventiva.

La consecuencia directa, será, determinar que apsara política e institucionalmente con el Municipio de Paraná y qué ocurrirá con las riendas del poder y el gobierno local.

Normativamente, está previsto, ante el impedimento del intendente por más de cinco días, debe asumir la viceintendenta.

Sin embargo el caos y la grave crisis institucional por la que transita la capital entrerriana, algo que pesó para el juez ríos a la hora de procesar al intendente, argumentando dicha situación la excarcelación del mismo, obligan y a diagramar otra salida.

Ahí aparece la figura de la intervención del municipio, algo que, seguramente, provocará varios debates y cuestionamientos en virtud de su falta previsión legal, ausencia que debe necesariamente conjugarse con la crisis de las instituciones municipales, como también en la existencia de un precedente del año 2004 en la localidad de Conscripto Bernardi.

Condiciones que, según trascendió en los mentideros políticos nacionales, están siendo evaluadas por la más alta dirigencia de Cambiemos que deberá definir y resolver la crisis en Paraná ante la situación de Varisco y la inminente privación de su libertad.

Una cúpula que ya habría definido como resolver el caos en el gobierno, las instituciones y los servicios del Municipio paranaense, siendo el próximo paso a seguir solicitar la intervención al gobierno provincial.

Una intervención que se dará con el correr de los próximos meses, garantizando así una transición en el gobierno municipal.

Transición que se dará con la figura de la viceintendenta Josefina Etienot, la cual, es conocido que en estas condiciones no quiere asumir el ejecutivo municipal, así lo han hecho saber sus pares en el Concejo Deliberante.

Una viceintendenta que es notoria su debilidad al frente del poder, muestra de ello fueron las bochornosas últimas dos sesiones en el HCD siendo manifiesto que no pudo contener el orden ni garantizar el normal desenvolvimiento, yéndose de las manos el manejo de las mismas.

Una viceintendenta que desde el minuto cero de la actual gestión municipal mostró sus grandes diferencias con Varisco y su sector, cuestionándolo constantemente no solo en la esfera privada sino también en el ámbito público.

Más allá de la negatoria de Etienot para asumir el ejecutivo, lo cierto es que la misma por atrás dice que si la apoyan y acompañan todos, agarra.

Una especie de operativo clamor querida por la viceintendenta que deja en claro que siempre quiso ser la intendenta, una circunstancia que es evaluada por Cambiemos y argumenta más aun la intervención.

Tal es así que, desde la nación, se sabe que Cambiemos se encuentra buscando el nombre del interventor, sonando en un principio el senador por Paraná, Raymundo Kisser, aunque luego comenzó la evaluación de otros dirigentes de la alianza UCR-PRO.

Una medida extraordinaria que será argumentada en la grave crisis institucional y que necesariamente deberá pasar por la Legislatura de la Provincia, quien tiene que facultar excepcionalmente al gobernador Bordet para decretar la intervención del Municipio de Paraná, y, a continuación, designar la persona del interventor o la interventora.

Fuente: Ricardo David

No hay comentarios

Dejar respuesta