Nueve provincias buscan nuevas reglas de juego para las elecciones 2019

Boleta única papel y electrónica, desdoblamiento, reducir la reelección, eliminar partidos municipales, incluir balotaje, doble postulación, algunas de las propuestas en carpeta

En años de elecciones, no hay reformas electorales. La máxima del mundo político parece implacable y este 2018, año par, se confirma: en nueve provincias apuran la discusión para introducir cambios en los sistemas electorales sostienen en los medios nacionales

Algunos, como Santa Fe, encaran procesos profundos que incluyen una reforma constitucional pretenciosa y cuesta arriba. Pero la mayoría apuesta a leyes para retocar la normativa: ensayar la boleta única de papel, limitar colectoras o incluir el balotaje.

En paralelo a intentos de la Casa Rosada para despabilar la boleta electrónica, varada en el Senado, varios gobernadores abrieron el debate para modificar los modelos electorales de sus provincias.

Esta semana, el tucumano Juan Manzur y la fueguina Rosana Bertone, pusieron sobre la mesa un menú de reformas. Gustavo Bordet, de Entre Ríos, ultima los detalles de un proyecto propio mientras que en Río Negro, Alberto Weretilneck, amasa su propia reforma.

Miguel Lifschitz, el socialista que gobierna Santa Fe, peina el “mensaje” que el 1° de mayo dará a la Legislatura donde propondrá una reforma constitucional con varios capítulos electorales.

Con distintos tiempos y agendas, los peronistas Juan Schiaretti en Córdoba y Juan Manuel Urtubey en Salta, al igual Alfredo Cornejo en Mendoza y el porteño Horacio Rodríguez Larreta, ambos de Cambiemos, sacudirán la agenda política con reformas.

Los retoques, algunos de forma, otros profundos, van por este lado:

Tierra del Fuego

Empezó este jueves la discusión de un paquete que incluye la incorporación de la boleta electrónica, como sistema de elección, pero también agregar las PASO a las elecciones provinciales.

Tucumán

Manzur lanzó una propuesta para “eliminar” partidos municipales (casi 700 agrupaciones) como una forma de reducir la superpoblación de boletas y candidatos que hay en las votaciones tucumanas. Del mismo modo, apunta a limitar la cantidad de colectoras, que llaman “acoples”. Ambas prácticas hacen engorroso el conteo.

Santa Fe

Lifschitz propondrá que todos los cargos electivos puedan tener una sola reelección cuando en la actualidad, mientras existe la reelección indefinida, el gobernador es el único que no puede reelegir de manera continuada.

Entre Ríos

Bordet hace tiempo prepara su proyecto para votar con boleta única de papel aunque no descarta, en línea con el proyecto nacional, la “incorporación de tecnología”.

Ciudad de Buenos Aires

Rodríguez Larreta reescribe el proyecto que presentó a fines de 2016 en el que crea un ente electoral porteño, establece la paridad de género, un régimen de control de los gastos de campaña y, además, pretende permitir la simultaneidad de las elección porteña con la nacional, algo ahora prohibido.

Río Negro

Weretilneck -que lleva dos mandatos, una parte que asumió desde la vice y otra electo, lo que podría dar lugar a una interpretación que el mandatario dice no querer forzar- evalúa retoques, entre ellos, incorporar el balotaje para la elección de gobernador-.

Salta

Urtubey tiene en carpeta -aunque no lo presentó- una iniciativa para establecer que para todos los cargos electivos sólo puede haber una reelección, es decir ocho años. Actualmente es hasta 12 años.

Córdoba

Schiaretti propicia el debate para permitir la “doble postulación” en cargos provinciales -que un diputado pueda, a la vez, competir por la gobernación- pero además tiene en camino las reformas ya aprobadas que regirán en 2019, entre ellas la boleta única con soporte electrónico.

Mendoza

Cornejo busca el momento para lanzar una propuesta de reforma de la Constitución, que requiere un trámite largo y complejo -entre ellos un plebiscito- para, entre otras cuestiones, permitir la reelección del mandatario.

Fuente: El Portal de Ricardo David y Clarin

No hay comentarios

Dejar respuesta