Opinion: La muerte del empresario petrolero Aubrey McClendon, nuevo socio de YPF

Hace unas semanas la YPF de Galuccio nos sorprendía con su anuncio de un nuevo contrato
para explotación de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta. Esta vez la sorpresa
fue porque su nueva compañía asociada era nada menos que American Energy Partners,
propiedad de Aubrey McClendon.
A esta altura del partido estamos todos acostumbrados a los negocios oscuros o secretos
de YPF, pero lo que llamó la atención fue que su nuevo socio, Aubrey McClendon, es
conocido no solamente por su éxito como empresario petrolero, sino también por la
corrupción que rodea cada una de sus gestiones.
Chesapeake Energy fue la compañía que impulso a McClendon a la fama, pero las malas
finanzas de la compañía sumada a la corrupción de su administración llevó a los directores
a pedirle la renuncia a McClendon. Basado en los contactos y su experiencia en
Chesapeake, pronto fundó otra compañía, American Energy Partners, actual socia de YPF.
Los antecedentes de este personaje hacían temer lo peor para las finanzas de YPF.
Hace dos días, el 1 de Marzo, llegaba la noticia que McClendon estaba acusado de hacer
acuerdos con otras compañías para fijar precios de sus operaciones. Entre el 2007 y el
2012, Chesapeake y otra compañía, posiblemente SandRidge Energy, acordaron para no
competir entre ellas en nuevos contratos para la explotación de gas en Oklahoma, EEUU.
En las licitaciones se presentaba solamente una de ellas fijando sus propios precios, y luego
repartían las ganancias entre ellas.
Ayer, 2 de Marzo, nos llegaba otra noticia: Aubrey McClendon se mató al estrellar su auto
contra un puente en Oklahoma City. Todo indicaría que, teniendo tiempo para esquivar el
puente, no hizo ningún esfuerzo para evitar el accidente.
Aubrey McClendon
Ahora nos queda la tarea de investigar de qué manera este criminal puede haber afectado
los intereses de la Argentina. ¿Qué clase de investigación hizo YPF antes de asociarse con
ese individuo? ¿Qué acuerdos secretos pueden haber entre McClendon y Galuccio?
¿Podremos algún día acceder a una copia del contrato entre YPF y American Energy
Partners?
No quiero decir que su muerte nos deja un gran vacío. Sabemos que detrás de él llegarán
otros ejecutivos listos para llenarse los bolsillos con acuerdos secretos firmados a espaldas
del pueblo. Tampoco quiero decir que me alegra su muerte repentina. Quizás me hubiera
gustado que lo juzgaran y humillaran públicamente antes de estrellarse contra un puente.

 

Por: Roberto Ochandio

No hay comentarios

Dejar respuesta