Para aprender un poco mas…

La sal y la hipertensión arterial

Hasta hace poco tiempo atrás, se pensaba que el consumo en exceso de la sal de mesa (sodio) era uno de los principales responsables por el aumento de la presión arterial. Sin embargo, estudios recientes han derribado esta teoría. Te invitamos a que conozcas la verdadera conexión entre la sal y la hipertensión arterial.

La conexión entre la sal y la hipertensión 

Investigaciones recientes nos están diciendo cuál es el verdadero papel del sodio en el manejo de la presión arterial. Se descubrió que la sal de mesa no es la responsable por la hipertensión, así como el solo hecho de cortarla de tu dieta no normalizará tu presión.
Entonces, ¿por qué la sal de mesa aún tiene tan mala fama y está vinculada a la hipertensión arterial?
Los investigadores descubrieron que el verdadero culpable no es la sal, sino más bien de qué manera tu cuerpo maneja el sodio y su proporción con la cantidad de potasio, calcio y magnesio que hay en tu organismo.
Las deficiencias en estos otros minerales tienen un impacto mucho mayor en la presión arterial que la cantidad de sodio. Ellos son tan importantes en el control de la presión, que, cuando están fuera de equilibrio con los demás, pueden hacer de la sal una amenaza para la salud.
En realidad, sólo un 10% de la población es sensible a la sal y son ellos quienes deben vigilar su consumo de sal por varias razones que pueden afectar a su salud.

Cómo mantener el equilibro de minerales en tu cuerpo

Hay algunas maneras fáciles de hacer que todos los minerales importantes en tu cuerpo estén en equilibrio:

1 – Mantén una dieta bien balanceada, variada y colorida. Esto asegurará que obtengas una amplia gama de nutrientes y no sólo unos pocos elementos clave.

2 – Obtén suficiente calcio con tu dieta. Lo ideal es consumir 2000 mg por dia. Estudios recientes sugieren que los bajos niveles de calcio pueden causar presión arterial alta. El calcio es un diurético natural y, cuando se consume sal, tener suficiente calcio indica a los riñones que eliminen el exceso de sodio.

3 – Obtén suficiente potasio con tu dieta. Los estudios han demostrado que las dietas altas en potasio y bajo contenido de sodio pueden prevenir muchas enfermedades y mantener la presión arterial controlada. Mantén ambos minerales en equilibrio y lograrás grandes progresos en el control de la hipertensión.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta