Rodríguez Saá rompió el interbloque federal y afianzó su alianza con Cristina

Junto a su coterránea Catalfamo mantendrá su bancada pero sólo hablará con la ex presidenta.

Adolfo Rodríguez Saá renunció al interbloque federal, un combinado de peronistas y partidos provinciales que fuera la tercera fuerza del Senado en tiempos de kirchnerismo y pero ya está pronto a desaparecer.

La secretaría parlamentaria del Senado recibió formalmente la renuncia al interbloque del puntano y su coterránea María Eugenia Catalfamo, con quien permanecerá en el bloque Justicialista por San Luis.

Y aunque no se incorporó formalmente a otro interbloque, en las últimas sesiones del año se lo vio coordinar todos sus movimientos con Cristina Kirchner. Se sientan al lado, pasillo de por medio, hablan todo el tiempo, votan juntos y la ex presidenta llegó a reivindicar su default.

Sin los puntanos, los federales son 5 miembros sin interacción entre ellos van camino a la extinción. En su origen el sello fue una contención para peronistas enfrentados al kirchnerismo a la que sumaron fuerzas provinciales, siempre con libertad de acción.

Con Cambiemos casi perdió sentido, excepto para pelear lugares en comisiones o autoridades de la Cámara, una compulsa de poroteos entre los jefes de bancada.

De hecho, Rodríguez Saá es aún vicepresidente segundo de la Cámara del Senado por la fuerza del interbloque que ahora abandona. Quedarán seguirá integrado por Guillermo Pereyra, Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino), el santafesino Carlos Reutemann (Santa Fe Federal y aliado del PRO) y los salteños Juan Carlos Romero (Justicialista 8 de Octubre) y Cristina Fiore Viñuales (Pares, cercana a Juan Manuel Urtubey).

Son menos que los 8 de Unidad Ciudadana, el bloque de Cristina, que seguramente reclamará el cupo de Rodríguez Saá para alguien de los suyos.

En las comisiones conformadas en diciembre, Gabriela Michetti le reconoció el lugar de tercera fuerza a los cristinistas con dos vocalías en cada una y sólo una para los “federales”.

No así en la bicameral de trámite legislativo, encargada de tratar los decretos, donde los líderes de Cambiemos sólo le dieron un lugar al kirchnerismo y maniobraron para que Fiore Viñuales ocupe el lugar de Rodríguez Saá. Ayer la salteña les votó en contra. Pero confían en que algún día pueda ayudar.

Fuente: La Paralitica On Line

No hay comentarios

Dejar respuesta