Urribarri rechaza las críticas y delimita su estrategia, de cara al 2019

El exgobernador de la provincia, Sergio Daniel Urribarri, habló sobre las operaciones de prensa en su contra, y advirtió que se lo ataca “por lo que hemos hecho y la transformación que dejamos”. Se refirió también a la inscripción del Partido de la Victoria, y explicó: “Si no pensáramos en una opción, lo que queda es jugar las próximas elecciones con el partido intervenido por Barrionuevo, que fue puesto allí por Macri. Con la vista puesta en los derechos conquistados, vamos a seguir enfrentando lo que ya nadie puede negar: el saqueo al pueblo argentino, llevado adelante por este gobierno, que solo ejecuta un plan de negocios para un grupo de amigos del gabinete”.

“Conozco a los compañeros que inscribieron el Partido de la Victoria y si bien no son afiliados al Partido Justicialista, celebro que se hayan organizado y presentado. Tal como lo vengo hablando en distintos lugares de la provincia con quienes me he reunido en estos meses, para enfrentar a este Gobierno Nacional que ha destruido el tejido social en la Argentina hay que armar un gran frente del campo nacional y popular y ahí no debe faltar nadie”, dijo y remarcó el hecho de que la división no favorece a los intereses del pueblo que viene siendo castigado por la inflación, el incremento de las tarifas y los combustibles, la desocupación y la destrucción de la industria nacional. “Tenemos que generar más adhesión y esperanza”, afirmó.

En este sentido, Urribarri desacreditó las versiones trascendidas sobre su posible desvinculación del Partido Justicialista y las calificó como una “operación mediática terrible”.

También hizo alusión a la presentación del Partido de la Victoria en el marco de la intervención del Partido Justicialista Nacional -del cual es secretario general- responsabilizando a Mauricio Macri de la misma. “¿Qué pasa si no logramos revertir esa situación a pesar de todas las acciones que estamos llevando adelante? Aparecerían las listas con candidatos de Macri y Barrionuevo”, sostuvo.

Esto surge como corolario de la reunión que Urribarri mantuvo con Cristina Kirchner la pasada semana, donde conversaron sobre la presentación en Entre Ríos del Partido de la Victoria, que constituye un espacio en el que confluyen todas las fuerzas y sectores políticos que se referencian en la figura de la expresidenta y cuyo formato viene replicándose en diversas provincias.

Kirchnerismo provincial

Detrás de esa movida, está el conjunto de la dirigencia kirchnerista de Entre Ríos, entre los que se cuentan además referentes como los ex intendentes de Paraná, Julio Solanas y Blanca Osuna; y el ex vicegobernador, José Cáceres, entre otros.

El mensaje del armado del Partido de la Victoria es que el kirchnerismo se alista en Entre Ríos para ir en 2019 por afuera, con Cristina, en octubre y con boleta sábana, porque en un escenario sin unidad del peronismo no habría tampoco reforma política, ni adelantamiento de las elecciones provinciales.

“Tenemos que tratar de frenar la destrucción de la industria nacional. En nuestra provincia, duplicamos en nuestra gestión la producción de carne porcina, y eso se está destruyendo. Por eso, celebro la iniciativa de estos compañeros para construir este partido. Además, si hacemos lo mismo que en el pasado, vamos a estar haciendo el juego que es funcional al gobierno”.

“Hoy, miremos la foto. Nadie ya duda que Macri lo puso a Barrionuevo. Yo soy Secretario General del Partido Justicialista a nivel nacional. Y hay que pensar, que si no logramos dar vuelta el fallo de Servini de Cubría, vamos a tener que presentarnos en la próxima elección, y jugar en el partido que hoy conducen Macri y Barrionuevo. Soy peronista, y ninguna operación de prensa va a cambiar eso”, lanzó Urribarri.

Reforma política

“Creo que la boleta única segmenta, rompe la solidaridad. Y si alguien tiene dudas, que vaya a la provincia de Santa Fe, y pregunte qué pasó con los partidos políticos con la aplicación de la boleta única, y qué sucedió desde que Obeid dejó atrás una legislación que tenía otra concepción. Hoy, ponen una cara conocida al frente, y distritos como Santa Fe estuvieron a pocos votos de ser gobernados por una figura como Del Sel. Esta postura la he manifestado al gobernador Bordet en dos o tres oportunidades: pone al sector político en un “sálvese quien pueda”, lanzó.

Sobre la supuesta deuda que dejara su gestión, Urribarri señaló: “voy a contestar con lo que dijo el gobernador Bordet en su momento: son los números que esperábamos, y están en la media nacional. Además, es muy importante tomar la deuda sobre el total del presupuesto total: 13.000 millones, que es casi la mitad del presupuesto, cuando en el 2003, toda la deuda abarcaba un presupuesto, que al decir verdad, la comenzó reduciendo Jorge Busti. Hay que hablar no de la cifra en valor absoluto, sino en porcentaje del presupuesto”, parafraseó Urribarri sobre los dichos de Bordet.

“Pero además de bajar la deuda, en nuestro gobierno se hicieron obras, rutas, gas, energía, se construyó el Centro de Medicina Nuclear, se construyeron 15.000 viviendas, 79 escuelas Nina, pusimos a la provincia en tercer lugar en materia turística… cambiamos el perfil productivo de la provincia, transformándola en Agroindustrial… pasamos a ser una provincia casi libre de analfabetismo, la mortalidad infantil al índice más bajo de la historia… por eso, como dice el gobernador, no solo redujimos a la mitad la deuda, sino que hicimos todo lo que hicimos”.

“Y creo, que toda la estigmatización que he sufrido, se explican en todo lo que hicimos. Y no en lo que no hicimos. Por eso nos intentan estigmatizar. Lo hicimos junto a todos los entrerrianos”, lanzó el dirigente.

Escenario nacional

Sobre la posibilidad de la vuelta de Cristina Fernández, Urribarri fue tajante: “la gente no olvida todos los derechos creados en esa época. Y solo eso pone en estado latente la posibilidad de volver. Se cometieron errores, como en cualquier lugar. Pero tenemos en claro el rumbo que debía, y al que debe volver el país. Para eso debemos ratificar o continuar nuestra marcha, sin dejar de mirar – se lo decía a un grupo de compañeros en Concordia – el espejo retrovisor, que nos muestra claramente las responsabilidades que asumimos, los derechos que conquistamos, y los errores que cometimos. Con esa imagen, vamos a seguir enfrentando lo que ya nadie puede negar: el saqueo al pueblo argentino, llevado adelante por este gobierno, que solo ejecuta un plan de negocios para un grupo de amigos del gabinete”.

Fuente: Radio La Voz

No hay comentarios

Dejar respuesta