TUCSON, Arizona, EE.UU. (AP) — Un agente de la Patrulla Fronteriza, que según la policía se atrincheró durante cuatro horas en una iglesia, fue acusado de abusar sexualmente de varios menores durante años.

Los agentes detuvieron a Dana Thornhill el jueves en la noche después de que se parapetó en una iglesia en la localidad cercana de Huachuca City, dijo el viernes la policía de Sierra Vista, según reportó el periódico The Arizona Republic.

Los agentes, en labor conjunta con la unidad de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional, vigilaban a Thornhill desde hace tiempo y sospechaban que estaba implicado en el abuso “continuo” de varios menores en Sierra Vista, dijo Sean Brownson, teniente de la policía de esa ciudad.

Declinó entrar en detalles, pero añadió que los investigadores se disponían a arrestar el jueves a Thornhill, de 49 años, porque determinaron que su conducta, acompañada de su adiestramiento policial, representaba una amenaza para la comunidad.

“Sentíamos firmemente en este momento que él no debería andar por las calles por el tipo de delitos que había cometido, las agresiones sexuales a menores, y porque fueron continuas durante varios años”, declaró Brownson.

La policía de Sierra Vista también declinó facilitar información sobre las edades y el número de víctimas debido a la naturaleza delicada de la información.

Brownson dijo que el agente fronterizo ya sospechaba que lo estaban investigando.

“Se volvió bastante aparente que sabía que la ley lo estaba vigilando, y le preocupaba que lo arrestaran”, agregó.

El jueves en la tarde, Thornhill huyó de los límites de Sierra Vista y se atrincheró en la iglesia, armado con una pistola semiautomática calibre .40. Brownson dijo que Thornhill estuvo afiliado a la iglesia y tenía acceso al lugar.

Los investigadores también recuperaron su pistola desarmada, cartuchos y su credencial de la Patrulla Fronteriza en el interior de la iglesia, señaló Brownson.

La policía también allanó el jueves la casa de Thornhill en Sierra Vista, donde encontró pruebas adicionales que lo vinculan con los delitos.

“En este momento no estoy en condición de hacer precisiones, pero hay pruebas que corroboran su implicación en este tipo de actividad”, agregó Brownson.

Los agentes ficharon el jueves a Thornhill en la prisión del condado Cochise. El jefe policial Mark Dannels declinó hacer declaraciones sobre la investigación. Sin embargo, dijo a The Arizona Republic que Thornill fue acusado formalmente y se encuentra recluido sin derecho a fianza.



Fuente: infobae