LIMA, 13 abr (Reuters) – La minera peruana de cobre y zinc Antamina, controlada por BHP Billiton y Glencore, anunció el lunes una “parada estratégica” durante dos semanas para tomar medidas de seguridad y adaptar sus operaciones para cuando termine una cuarentena en el país por el nuevo coronavirus.

La compañía estaba realizando labores esenciales en áreas de producción y mantenimiento desde que el Gobierno decretó a mediados de marzo un estado de emergencia tras llegada de la enfermedad a Perú, el segundo mayor productor mundial de cobre.

El presidente Martín Vizcarra extendió recientemente la emergencia hasta el 26 de abril y el Gobierno ha dicho que evalúa constantemente cuando anunciaría la reapertura gradual de las actividades productivas en el país andino. [nL2N2BW0QD]

Los accionistas de Antamina, una de las mayores cupríferas en Perú, son BHP Billiton con 33.75%, Glencore 33.75%, Teck con 22.5% y Mitsubishi con 10%.

“Se trata de una detención temporal de operaciones con la que buscamos adaptar nuestras operaciones y servicios a esa nueva etapa a la que ingresará el Perú cuando haya terminado el Estado de Emergencia Nacional”, dijo Antamina en un comunicado.

La compañía detalló que durante ese periodo realizarán exámenes médicos a todos sus trabajadores y que “nadie saldrá o ingresará” de sus campamentos sin haber sido evaluados.

“No solo estamos buscando brindar un retorno seguro a nuestros trabajadores; también deseamos ofrecer tranquilidad y confianza a las comunidades vecinas”, refirió en su comunicado.

Antamina informó en marzo que uno de sus trabajadores, que había tenido interacción con otros dos empleados, había sido diagnosticado con coronavirus y que estaba evolucionando de forma favorable. Dirigentes sindicales de la compañía han denunciado sin embargo que los casos de infectados serían más.

La minería es clave para la economía local pues sus ventas representan el 60% de todas las exportaciones de Perú.

(Reporte de Marco Aquino, Editado por Juana Casas)



Fuente: infobae