MOSCÚ, 15 abr (Reuters) – El acuerdo mundial para reducir la producción petrolera debería ser monitorizado de forma constante y podría ajustarse en el transcurso del año, dijo el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, en un encuentro gubernamental por internet.

Novak afirmó también en la reunión televisada -que estuvo presidida por Vladimir Putin- que la demanda petrolera global podría caer en torno a los 8 millones de barriles por día (bpd) en todo 2020.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y un grupo de productores aliados liderados por Rusia acordaron durante el fin de semana una reducción de su bombeo en una cifra combinada de 9,7 millones de bpd en mayo-junio para combatir el desplome de la demanda ante la propagación del coronavirus.

Novak aseguró que el acuerdo está acorde con los intereses de Rusia.

(Editado por Carlos Serrano)



Fuente: infobae