MOSCÚ (AP) — Astronautas de Estados Unidos y Rusia aterrizaron el viernes en las estepas de Kazajistán, donde fueron recibidos con medidas extraordinarias por la pandemia del coronavirus.

Tras más de 200 días en la Estación Espacial Internacional, Jessica Meir y Andrew Morgan, de la NASA, y el cosmonauta ruso Oleg Skripochka tocaron tierra según el horario previsto, a las 11:16 del viernes. La cápsula soyuz en la que viajaban aterrizó bajo un paracaídas de rayas naranjas y blancas a unos 150 kilómetros (93 millas) al sureste de Dzhezkazgan, en el centro de Kazajistán.

Las autoridades rusas dijeron que tomaron medidas extraordinarias para proteger a la tripulación de la pandemia. El equipo de recuperación y el personal médico que ayudaron a los astronautas a salir de la nave y les realizaron los controles posteriores llevaban cerca de un mes bajo una estricta vigilancia médica que incluyó pruebas de coronavirus.

La tripulación sonrió mientras hablaban con los expertos médicos, que llevaban mascarillas. Tras un rápido reconocimiento, la tripulación será trasladada en helicóptero a Baikonur, desde donde Skripochka será llevado a Moscú, apuntó Vyacheslav Rogozhnikov, un médico ruso que supervisó el vuelo de vuelta a la Tierra.

Morgan y Meir viajarán de Baikonur a Kyzyl-Orda, a unos 300 kms (190 millas) de distancia, para embarcar en un vuelo a Estados Unidos, un agotador viaje obligatorio por la cuarentena vigente en Kazajistán.

El gobierno de Rusia confirmó el jueves el primer caso de coronavirus en Star City, que es el principal centro de entrenamiento para estadounidenses, rusos y astronautas de otras nacionalidades antes de viajar a la Estación Espacial Internacional. Star City es también una residencia para cosmonautas y equipos de apoyo.

La tripulación regresó a la Tierra justo 50 años después de que los astronautas del Apolo 13 se precipitaron al Pacífico luego de la explosión de un tanque de oxígeno que abortó la misión de exploración de la Luna.



Fuente: infobae