BOGOTÁ (AP) — La alcaldía de una de las zonas próximas a la capital colombiana menos golpeada por el nuevo coronavirus decretó un nuevo toque de queda para evitar mayores contagios en el país, mientras que en Argentina, Chile y Paraguay llegaban aviones con toneladas de insumos médicos procedentes de China para luchar contra la pandemia.

El alcalde de Soacha, una zona de clase trabajadora que colinda al sur con Bogotá, decretó el toque de queda para esa área de un millón de habitantes que regirá entre el viernes por la tarde y la madrugada del lunes.

En Soacha solo se han reportado una veintena de casos de coronavirus y ningún fallecido, en un país con más de 3.621 personas con la infección y 166 fallecimientos. Bogotá es una de las más golpeadas por la pandemia, con 1.481 de esos contagios.

“Tomé esa medida justamente para seguir aislando a la comunidad y poder evitar más contagiados”, dijo el alcalde Juan Carlos Saldarriaga. “Desde el comienzo yo fui el primero en el país en decretar un toque de queda para que la gente se aislara, como también el pico y cédula para que la gente saliera en horarios específicos y tuviéramos menos gente en las calles”. El primer toque de queda por tres días lo ordenó el 23 de marzo.

Saldarriaga señaló que en Colombia no se ha aplanado la curva de la pandemia.

Un grupo de policías con megáfonos en mano exhortó a los habitantes a que permanecieran en sus casas al inicio del toque de queda, al tiempo en que otros oficiales pedían los documentos de identificación a los que deambulaban por la calle. Muchos no cumplían las restricciones debido a que tenían que trabajar en medio de quejas de residentes que no han recibido la prometida ayuda del gobierno.

“Es una cosa injusta porque nosotros vivimos del día a día”, se quejó el vendedor ambulante Libardo Alzate. “Están anunciando ayudas y aquí no ha llegado nada y ahora tres días encerrados en la casa con qué le damos de comer a nuestros hijos. Esta medida no va a servir para nada… la gente se va a empeorar y la solución es que el (alcalde) nos traiga mercado, necesitamos ayuda, nos estamos muriendo del hambre”.

El coronel Edgar Correa, comandante de la policía en esa zona, señaló que desde que se inició la cuarentena obligada en todo el país en Soacha se han sancionado a 1.200 personas con multas de 260 dólares por no cumplir la medida.

Saldarriaga aseguró que la delincuencia y la violencia han disminuido producto del toque de queda. Refirió que en Soacha residen más de 30.000 migrantes venezolanos.

En el Cono Sur, en tanto, los gobiernos reportaban la llegada de aviones con insumos médicos procedentes de China.

Aerolíneas Argentinas informó del arribo de un vuelo el sábado proveniente de Shanghái con 13 toneladas de insumos médicos y material de carácter preventivo, que se destinarán a la provincia de Buenos Aires, una de las más afectadas por los contagios del coronavirus en el país. Argentina tenía un total de 2.758 casos positivos y 129 muertos por CIVID-19.

Otro segundo vuelo partió el viernes hacia China y en total serán ocho los aviones que se envíen al gigante asiático por parte de la compañía desde ahora y comienzos de mayo, se informó.

“Hoy, para cualquier país, es complicado acceder al equipamiento y los elementos de protección personal ante esta pandemia que azota al mundo”, declaró a la prensa el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. “Comenzamos a trabajar para habilitar una ruta aérea pero también comercial con China para abastecernos de esos insumos”.

En Chile, donde se actualizó la cifra de contagios por el nuevo virus a 9.730 y 126 fallecidos, también se informó del arribo de un avión en la madrugada del sábado procedente de China con al menos un millón de mascarillas que serán destinadas al personal médico.

Mientras el gobierno chileno confirmó la vuelta de los funcionarios gubernamentales al trabajo de forma presencial, aunque sin precisar fecha.

“Hay que regresar al trabajo con todas las medidas de protección que se han instituido”, señaló el ministro de Salud, Jaima Mañalich. “No podemos arriesgar a tener un Estado que no funcione en beneficio de la ciudanía”.

El Ministerio de Trabajo anunció el viernes la pérdida de casi 300.000 empleos en empresas medianas y grandes que se acogen a una nueva ley de protección del empleo y que permite a las compañías dejar a los trabajadores sin sueldos.

Más tarde, en el país se dieron las primeras liberaciones de presos favorecidos por una ley promulgada por el gobierno del presidente Sebastián Piñera que concede un indulto general conmutativo para aquellos reos arrestados por delitos no graves o con menos de 36 meses de condena.

La medida se aplica a los mayores de 60 años, mujeres de más de 55, embarazadas o que tengan un hijo menor de dos años y con menos de 36 meses pendientes de condena. En el caso de los mayores de 75 años, la pena pendiente no se toma en cuenta.

Los favorecidos deberán pasar a retiro domiciliario con el fin de prevenir contagios por coronavirus. La medida beneficiará a 1.700 personas.

Paraguay, con 202 contagios y 8 muertos, también recibió el primer vuelo procedente de China con material hospitalario, de bioseguridad e insumos, informaron medios locales.

En Ecuador, el viceministro de Salud, Xavier Solórzano, informó que se registran 456 fallecidos a causa del COVID-19 y 731 personas que probablemente murieron por la misma causa, aunque no se les tomó pruebas a tiempo, además de 8.450 con el contagio. Unos 1.008 enfermos recibieron el alta hospitalaria.

La provincia de Guayas, cuya capital es Guayaquil, se mantiene como el epicentro de la pandemia en el país andino con 6.150 casos.

En El Salvador, el presidente Nayib Bukele autorizó a los alcaldes de los 262 municipios del país, si la comisión de Protección Civil municipal lo aprueba por unanimidad, establecer medidas de control de circulación adicionales para combatir el contagio del virus y que la Policía Nacional Civil destacada en cada municipio colabore con su cumplimiento. La decisión del mandatario se conoció luego que algunos alcaldes le pidieran establecer cercos sanitarios debido a que la población no acata la medida de quedarse en casa. En El Salvador se reportaban 190 contagios y siete muertos.

El Ministerio de Salud de Guatemala, por su parte, publicó en el Diario Oficial la medida de aislamiento y cordón sanitario de una segunda comunidad por temor a un contagio masivo al detectarse por lo menos a dos personas con el virus. Se trata de la Aldea Ixcanal, del municipio de San Agustín Acasaguastlán, en el departamento de El Progreso. El cordón prohíbe la movilización de la población fuera de las fronteras de su aldea para evitar la “difusión, permitan el control y la erradicación de enfermedades transmitibles en el territorio de la localidad”.

La comunidad es conocida porque allí se encuentra una de las dos escuelas de música para niños del cantante guatemalteco Ricardo Arjona. Unas 229 personas están positivas y siete han fallecidos por COVID-19 en el país centroamericano, según los reportes oficiales.

En América Latina hay al menos 81.500 contagios y 3.700 fallecidos.

El coronavirus ha infectado a más de 2,2 millones de personas y causado la muerte a más de 156.000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.



Fuente: infobae