Aníbal Raúl Arrarte Artigalas, de 43 años, se apostó en medio del Boulevard Marítimo y la avenida Colón, en Mar del Plata, sacó su celular y comenzó a filmarse. En el video, predicaba que la crisis sanitaria que provocó el coronavirus se había terminado. De barba cuidada, camisa blanca con algunos botones sueltos y una sonrisa, le habló a la sociedad: “Se terminó. Ya está. A salir a la calle”.

Después de grabarse, le envió la filmación por Whatsapp a sus conocidos. Inmediatamente, el video se viralizó. A tal punto que le llegó a agentes de la policía bonaerense de esa ciudad que comenzaron una investigación hasta dar con él y el sábado pasado fue detenido.

Arrarte Artigalas se paró en una de las clásicas postales de la ciudad balnearia. Allí decidió que era el lugar indicado para anunciar, según su visión, el fin del confinamiento obligatorio. En sus primeras líneas discursivas, el hombre responsabilizó al gobierno nacional. Lo que nos están haciendo hacer rompe con la Constitución, están haciendo los que se les canta”, comenzó en un llamado a la población para concientizar de lo que en realidad, según él, estaba sucediendo.

Y siguió: “Les mando un abrazo grande a todos. Bandera Argentina, flameando”. En ese momento giró con su celular en mano y mostró la bandera frente al mar. “Arriba Argentina, arriba el resto del mundo. Espero que sigamos todos en la misma sintonía y se terminó. Ya está. No hay más. A salir a la calle. fuerte”, finalizó alzando su puño cerrado.

Según confiaron a Infobae fuentes de la investigación, la filmación de Arrarte Artigalas se viralizó rápidamente El viernes se grabó y por la tarde de ese mismo día ya estaba en los celulares de varios agentes de la provincia de Buenos Aires. Los efectivos, después de ver el video varias veces, se dirigieron al lugar donde lo había filmado. Los policías habían notado que en el video se veía una camioneta llamativa por su rueda de auxilio y creían que debía haber pocas de esa marca en la ciudad. Inmediatamente comenzaron a patrullar por la zona para ver si la encontraban. Hasta que la vieron estacionada. Al observarla tomaron nota de la patente para saber de quién era y ahí aparecieron los datos de Arrarte Artigalas, quien es un comerciante del rubro de la electrónica y cuenta con dos empresas a su nombre.

Los investigadores, al tener el nombre del sujeto, lo buscaron por distintas redes sociales para constatar si era el hombre del video. Una vez confirmado, dieron aviso a la fiscalía federal N°1, a cargo de Laura Mazzaferri, e intervino el Juzgado Federal N°1.

A partir de ello, los agentes empezaron a seguirlo y lo vieron caminando en la zona comercial de Guemes. Allí lo pararon y le preguntaron si tenía permiso para circular. Arrarte Artigalas no tenía nada, ni una bolsa de compras. Fue arrestado inmediatamente.

Según contaron las fuentes judiciales, el domingo a las 11 de la mañana tenía fijada el horario para su declaración, pero se negó. Su defensor pidió su excarcelación, que fue concedida. Al hombre le imputaron dos hechos por infringir los artículos 205 y 239 del Código Penal del a Nación, en el marco del decreto de necesidad de urgencia por la pandemia de coronavirus que obliga a la población a cumplir aislamiento social, preventivo y obligatorio para evitar el contagio del virus. Y se le indicó que se abstuviera de invitar al resto de la población a violar el confinamiento. Además, se le secuestró el celular.

Seguí leyendo

Sebastián Ortega y Gastón Gaudio violaron la cuarentena



Fuente: infobae