PEKÍN/SHANGHÁI, 21 abr (Reuters) – Una provincia del noroeste, en la primera línea de la batalla contra el coronavirus en China, informó el martes de sus primeros casos en casi tres semanas, todos ciudadanos chinos que regresaron del extranjero con infecciones importadas.

Al igual que otros países afectados por la pandemia, China ha ordenado restricciones severas para los viajeros, como la cuarentena obligatoria, además de reducir los vuelos internacionales y limitar las llegadas de extranjeros, incluidos los visitantes de negocios.

Al mismo tiempo, con 2,5 millones de casos de coronavirus reportados en todo el mundo, China ha recomendado a sus ciudadanos que no viajen al extranjero.

El departamento consular del Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que los ciudadanos chinos deben evaluar el riesgo “grave” de infectarse y no poder regresar.

“Los que están en China deben abstenerse de viajar al extranjero, mientras que los que ya están en el extranjero deben evitar los viajes transfronterizos”, dijo el ministerio.

La provincia noroccidental de Shaanxi reportó 21 nuevas infecciones desde el extranjero, así como siete casos sin síntomas clínicos, todos viajeros de un vuelo comercial desde Moscú con destino a Pekín. (Reporte de Emily Chow, Wang Jing, Judy Hua, Gabriel Crossley, Roxanne Liu y Ryan Woo; Reporte adicional de redacción de Pekín Editado en español por Javier López de Lérida)



Fuente: infobae