Al menos 14 personas murieron y decenas resultaron heridas a causa de las inundaciones en Adén, en el sur de Yemen, anunciaron este miércoles las autoridades.

“Las inundaciones en Adén mataron a 14 personas, hombres, mujeres y niños”, declaró a la AFP el vice primer ministro yemení, Salem al Janbashi.

“Necesitamos ayuda urgente en el sector de la salud para frenar la propagación de enfermedades, en particular el cólera y otras infecciones virales”, alertó el responsable, que dirige el Comité de socorro.

El martes, siete personas murieron y 85 resultaron heridas por las fuertes lluvias en varias provincias del norte, según la ONU.

El gobierno declaró Adén “zona siniestrada” y explicó que al menos 10 viviendas fueron destruidas y 90 resultaron dañadas. Al menos 35 familias estaban bloqueadas en sus casas inundadas, según residentes de Adén.

El país está sumido en la peor crisis humanitaria del mundo, según la ONU, y a principios de abril registró un primer caso del nuevo coronavirus.

Desde 2014, el gobierno yemení está en guerra -con el apoyo de una coalición armada liderada por Arabia Saudita- contra los rebeldes hutíes, apoyados por Irán, que controlan Saná y varios sectores del norte del país.

El conflicto causó más de tres millones de desplazados, que viven en campos precarios, particularmente expuestos a la propagación de enfermedades como el cólera y la malaria.

“Hay gente que ha muerto, casas que fueron dañadas, [campos de desplazados] que se vieron afectados y estas inundaciones podrían acelerar la propagación del cólera”, advirtió el miércoles Samah Hadid, responsable de la oenegé Oxfam.

bur-faw-dm/sy/eh/hj/all/jvb/jz



Fuente: infobae