La segunda ronda del draft de la NFL comenzó el viernes con un par de receptores seleccionados, Tee Higgins de Clemson y MichaelPittman Jr. de Southern California.

Y ello no debe sorprender a nadie.

En estos días, la NFL privilegia los ataques aéreos. Además, la generación de este draft luce pródiga en receptores talentosos.

Seis fueron reclutados el jueves en la ronda inicial, y muchos equipos consideraban que Higgins y Pittman debían estar incluidos entre los mejores 32 jugadores disponibles.

Así que los Bengals de Cincinnati se mantuvieron firmes con su primera selección de la segunda ronda y obtuvieron a Higgins, quien tendrá la misión de atrapar los pases de Joe Burrow, el quarterback reclutado por el equipo la víspera, como la primera selección general.

Ambos entrenaron juntos antes del draft. Y Higgins admira a A.J. Green, receptor estelar de los Bengals.

“De hecho, he modelado mi forma de jugar inspirado por él”, comentó. “¡Hombre, es una locura! Hablaba apenas de esto con un buen amigo. Le dije: ”Podría terminar en los Bengals y ser su compañero algún día! Ahora que este momento ha llegado me parece algo surrealista”.

Los Bengals habían reclutado a Burrow, de LSU, con la esperanza de que sea el quarterback emblemático de la franquicia. Y el equipo, que tuvo una foja desastrosa de 2-14 la temporada anterior, cuenta ahora con una amenaza que puede lograr recepciones espectaculares.

Pittman, de 1,93 metros (seis pies, cuatro pulgadas) y 101,6 kilogramos (224 libras), llegará a Indianápolis.

Los Colts no realizaron selecciones en la primera ronda, y se ocuparon en la segunda de dar a su nuevo quarterback Philip Rivers un destinatario promisorio.

“Pienso que ellos me eligieron para causar un impacto justo ahora, que tienen a Philip Rivers, quien pienso que irá al Salón de la Fama”, dijo Pittman, cuyo padre jugó también en la NFL. “Estoy contento por comenzar con un quarterback que va al Salón de la Fama”.

Dos posiciones apenas solicitadas en la primera ronda captaron algo de atención después del reclutamiento de Higgins y Pittman. D’Andre Swift, de Georgia, se convirtió en el segundo corredor seleccionado, por los Lions de Detroit. Clyde Edwards-Helaire fue el único corredor reclutado en la ronda inicial, por Kansas City, monarca del Super Bowl y el último equipo en elegir.

Swift es un dinámico generador de jugadas, algo que no ha tenido Detroit quizá desde Barry Sanders, el miembro del Salón de la Fama que se retiró en 1998.

La posición de safety fue ignorada el jueves, pero de inmediato captó el interés de los Giants en la segunda ronda Xavier McKinney, de Alabama, buscará reforzar la secundaria de Nueva York, que ha sido una coladera.

Nueva Inglaterra emergió al fin en el draft, al reclutar en el 37mo turno general, luego de ceder en canje su selección de primera ronda. El entrenador Bill Belichick no estuvo a la vista por ningún lado —al parecer su perro estaba frente a su computadora portátil_, pero los Pats eligieron a Kyle Dugger, safety de Lenoir-Rhyne, de la Division II.

No sólo se trató del primer jugador ajeno al circuito FBS en ser seleccionado, sino de apenas el segundo que no venía de una de las cinco mayores conferencias.

El otro fue Jordan Love, 26to general, quien se incorporó a Green Bay.



Fuente: infobae