En medio de la pandemia del nuevo coronavirus, los clubes de la Liga Premier buscan esquemas que les permitan sortear con la crisis financiera generada por la propagación del virus al tiempo que el gobierno británico planifica la reanudación de eventos con las distintas organizaciones deportivas del país.

En ese marco, los jugadores del Aston Villa han aceptado reducir su salario un 25% para ayudar al club de la Premier a mantenerse a flote en un periodo de confinamiento a nivel nacional que se mantendrá en vigor hasta el 7 de mayo.

“Los jugadores del primer equipo, entrenadores del primer equipo y directivos han aceptado diferir 25% de sus salarios durante cuatro meses para ayudar al club durante este periodo de incertidumbre y nuevas evaluaciones se llevarán a cabo al final de este periodo”, declaró el director gerente del Aston Villa, Christian Purslow, en un comunicado.

También se anunció que un fideicomiso del Servicio Nacional de Salud ofrecerá atención médica de maternidad en las instalaciones del Villa en Birmingham después del éxito de un convenio similar con el vecino West Bromwich Albion.

El Fideicomiso Sandwell and West Birmingham indicó que el ala norte del estadio Villa Park ofrecería atención médica entre semana a mujeres embarazadas y a quienes hayan tenido hijos recientemente a partir del lunes.

La Liga Premier inglesa jugó por última vez el 9 de marzo y planea reanudar sus actividades el 8 de junio, una vez se relajen las regulaciones de distanciamiento social y los clubes puedan reanudar sus entrenamientos.

Funcionarios médicos del gobierno participan en las conversaciones sobre la logística y los procedimientos necesarios para permitir que se reinicien las competencias deportivas.

Pese a la preeminente decisión de Liverpool y Tottenham de revertir sus medidas ante la pandemia, el club Norwich defendió el haber asignado licencia para ausentarse durante la suspensión de actividades a empleados que no forman parte del plantel de jugadores.

Los Canaries son sólo uno de dos equipos de la Premier que adoptaron el esquema. Los empleados reciben 80% de sus salarios de parte del gobierno británico hasta un máximo de 2.500 libras (unos 3.000 dólares) bajo el convenio, Norwich completa el 20% restante.

Newcastle es el otro equipo de la máxima división en adoptar el programa de retención de empleos mientras que el Liverpool, Tottenham y Bournemouth dieron marcha atrás a sus decisiones de dar licencias al personal después de recibir fuertes críticas.

De acuerdo con reportes, el Norwich, que ocupa el último lugar de la tabla de la Premier con nueve partidos restantes, is presupuesta para una pérdida económica de entre 18 y 35 millones de libras debido al brote de COVID-19.

El sábado, el Chelsea informó que no impondrá recortes salariales a los jugadores y que en lugar de ello les pedirá que continúan su apoyo a organizaciones caritativas durante la pandemia.

En la mayoría de la gente, el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. En algunas personas, sobre todos los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte.



Fuente: infobae