La inspección realizada el viernes 17 a la clínica Centro de Salud Norte en Villa Adelina (Franco Fafasuli)
La inspección realizada el viernes 17 a la clínica Centro de Salud Norte en Villa Adelina (Franco Fafasuli) (Franco Fafasuli/)

El ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, se comprometió ante la jueza federal Sandra Arroyo Salgado a trasladar a todos los pacientes que aún quedan en el Centro de Salud Norte de Villa Adelina, en el partido de Vicente López, donde se produjeron hasta ahora 30 contagios de coronavirus, incluyendo dos pacientes fallecidas. La Justicia investiga la muerte de una de ellas por COVID-19. Se trata de una jubilada de 65 años que no había sido tratada por esta enfermedad y que no se le hizo el test en vida pese a presentar síntomas compatibles con el coronavirus. Recién se supo que era positiva post mortem a partir del análisis ordenado por la magistrada.

A medida que comenzó a hacerse el hisopado el personal de la clínica y a quienes estuvieron en contacto con esa paciente, se fueron confirmando los contagios. Hoy suman una treintena, de los cuales al menos 22 son empleados -médicos y no médicos- de esta institución privada prestadora de PAMI.

El compromiso fue asumido personalmente por el ministro Gollán ante Arroyo Salgado y el fiscal federal Fernando Domínguez, durante una reunión que se desarrolló ayer en el Juzgado Federal Nº 1 de San Isidro. Fue después que la jueza le enviara reiterados oficios reclamándole a la cartera sanitaria bonaerense que intervenga en forma “urgente” en esa clínica prestadora de PAMI, por considerarla “un foco infeccioso” de la enfermedad.

Arroyo Salgado le ordenó al Ministerio que procediera con su clausura preventiva el jueves 16 de abril, pero la medida no se concretó porque en la inspección epidemiológica llevada adelante por el Ministerio el viernes 17, la cartera sanitaria evaluó que se estaba cumpliendo el protocolo de COVID 19, y que se había comenzado a aislar a los infectados detectados hasta el momento y a los posibles sospechosos.

Sin embargo, los casos positivos con COVID, a medida que comenzaron a hacerse los test, fueron aumentando día a día. La Justicia determinó que la “gravedad” de la situación requería tomar medidas “urgentes” por la concurrencia de personal infectado a trabajar, la falta de una profilaxis adecuada, y la edad avanzada de todos los pacientes internados, que integran uno de los principales grupos de riesgo.

Por este motivo, en la reunión se acordó avanzar en el cierre provisorio para llevara adelante la desinfección de la clínica, y un compromiso del Ministerio sanitario bonaerense de una fiscalización exhaustiva por parte del Estado una vez que se pueda reabrir.

En su último requerimiento, el fiscal Domínguez le había solicitado a la jueza que intime a la cartera bonaerense para que actúe frente al ”desmanejo del centro médico traducido en la negligencia que posibilitó la propagación de la pandemia”, y que si las autoridades sanitarias de la Provincia no cumplían con la orden judicial, abra “actuaciones por desobediencia” eincumplimiento de deberes de funcionario público”.

Tanto el Ministerio como PAMI venían siendo resistentes a cerrar la clínica prestadora de la obra social de los jubilados, aunque más no sea en forma preventiva, en el marco de la pandemia por un posible aumento en el requerimiento de camas.

Ante las consultas de este medio sobre las medidas que iba a tomar la cartera bonaerense en el marco de la orden judicial, fuentes del organismo argumentaron que el Ministerio “no tenía competencia” para la intervención médica en el Centro de Salud Norte o disponer su cierre por la actuación de sus profesionales. Y sostuvieron, una y otra vez, que eracompetencia del Colegio de Médicos de la Provincia” la supervisión del aspecto médico, según una ley de 1958. “No tenemos poder de policía para cerrar o intervenir una clínica privada. Sí está dentro de la potestad del Ministerio clausurarla si no cumple requerimientos de personal o infraestructura”, afirmaron.

Daniel Gollan, ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires
Daniel Gollan, ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires

La norma que sí existe

Lo cierto es que sí existe un decreto ley -el número 10/2020- dictado por el actual Gobierno bonaerense el 9 de enero de este año en el que se le asigna a la cartera de Salud bonaerense, a través de la Dirección Provincial de Registro y Fiscalización Sanitaria “ejercer el poder de policía y fiscalización sanitaria, en sectores públicos y privados, y en todas aquellas actividades que por su especificidad requieran contralor estatal en la materia”. Esa Dirección está a cargo del bioquímico Juan Angel Canela, según el organigrama publicado en la web oficial del gobierno provincial.

Sin embargo, según pudo saber Infobae, por ser una norma “nueva”, la cartera a cargo de Gollán no tendría aún la estructura necesaria para llevar adelante esas funciones.

Decreto 10/2020 emitido por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en enero de este año, que establece el rol de fiscalización del Ministerio de Salud respecto de las clínicas privadas
Decreto 10/2020 emitido por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en enero de este año, que establece el rol de fiscalización del Ministerio de Salud respecto de las clínicas privadas

Por otro lado, habría también temor en el Ministerio de sentar un precedente a futuro al hacerse cargo de una clínica que atiende casi con exclusividad a pacientes de PAMi, en un contexto en el que gran parte de la atención a los jubilados de esta obra social está tercerizada en instituciones médicas privadas, sin una atención muchas veces adecuada, y sin el Estado demasiado presente en su control.

Por ese motivo, el ministro Gollán le envió una felicitación hoy al intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, ya que el Municipio de Escobar se hizo cargo de otra clínica prestadora de PAMI en ese distrito, Clínica San Carlos, que tuvo también numerosos contagios y muchos cuestionamientos por la atención que brindaba, tanto desde lo médico como desde la falta de profilaxis requerida para evitar la propagación de la pandemia. El fin de semana último, en una acción conjunta entre la Municipalidad de Escobar y el PAMI, se realizó el inicio del operativo de traslado de 27 pacientes de la Clínica San Carlos, luego de que su gestión pasara a la órbita municipal tras la firma de un convenio. En realidad, este proceso de traspaso ya venía desde fines del año pasado cuando Sujarchuk impulsó que el Concejo Deliberante local aprobara la compra de ese nosocomonio.

El PAMI quedó como encargado, con la colaboración del Ministerio de Salud bonaerense, de relocalizar a los 16 pacientes que aún permanecen en el Centro de Salud Norte, bajo supervisión judicial. Los primeros dos jubilados internados ya fueron trasladados esta madrugada al Sanatorio Antártida, en el barrio porteño de Caballito, perteneciente al gremio de Camioneros. Quedan aún 14 pacientes internados, de los cuales a uno se le daría el alta hoy. Otros 11 serían trasladados al Antártida en breve, en tanto otros dos que están en terapia intensiva permanecerán internados hasta que mejoren y estén en condiciones de ser derivados a ese sanatorio.

Seguí leyendo

El ministro de Salud bonaerense se reunirá con la jueza Arroyo Salgado por la situación del Centro de Salud Norte de Vicente López

Empleados con coronavirus de una clínica privada siguieron atendiendo a pacientes de PAMI pese a una orden de clausura dispuesta por la Justicia



Fuente: infobae