El ministro de Economía, Martín Guzmán (REUTERS/Agustin Marcarian)
El ministro de Economía, Martín Guzmán (REUTERS/Agustin Marcarian) (AGUSTIN MARCARIAN/)

Luego de intensas negociaciones durante el fin de semana con los grandes fondos de inversión que rechazaron ingresar al canje, el ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que el Gobierno decidió extender el plazo hasta el 22 porque “el diálogo fue bueno”. De todas formas, aclaró que la única propuesta que habían presentado los bonistas hasta el momento está “muy lejos” de lo que la Argentina puede pagar.

“Es clave que haya un proceso colaborativo que respete el principio de que el acuerdo tiene que ser sostenible. Aquí hay mucho en juego”, dijo Guzmán, en declaraciones exclusivas a Infobae. Y agregó: “Esperamos que sea posible trabajar de forma colaborativa con nuestros acreedores sobre la base de la responsabilidad y el sentido común. Este fin de semana el diálogo fue bueno y eso nos alienta a tomar la decisión de extender la oferta, pero aún hay camino por recorrer”.

El titular de la cartera económica remarcó que está en juego el futuro de 45 millones de argentinas o argentinos y que están en juego sus oportunidades hoy y en el futuro. Según afirmó, deudas insostenibles generan pérdida de producción, de trabajo, pobreza, desigualdad; destruyen sueños y generan angustia. Es allí a donde se ha llevado a la Argentina y de donde la estamos buscando sacar”.

Guzmán destacó que tuvieron el apoyo de los economistas más reconocidos del mundo, de todas las ideologías y que también los “apoya el FMI, algo muy importante en este contexto”. “Se valora la forma responsable en que se ha manejado el país. Esperamos que sea posible trabajar de forma colaborativa con nuestros acreedores sobre la base de la responsabilidad y el sentido común”, precisó.

Sobre la propuesta que había recibido de parte del fondo Blackrock, Guzmán reiteró que “está muy lejos de lo que la Argentina puede hacer frente” y sostuvo que “para llegar a un acuerdo, tiene que ser uno que tenga el sentido de permitirle al país ponerse de pie”. “Eso es lo que nos va a permitir también poder sostener una relación estable y sana con nuestros acreedores. Continuaremos buscando eso”, manifestó el ministro a este medio. Y sentenció: “El principio de que la deuda tiene que ser sostenible es infranqueable. Nosotros hemos hecho una oferta que respeta ese principio, y estamos abierto a escuchar alternativas por parte de los acreedores que también lo hagan”.

Noticia en desarrollo



Fuente: infobae