El BCRA busca frenar al dólar con un empujón a las tasas de interés de los plazos fijos. (Adrián Escandar)
El BCRA busca frenar al dólar con un empujón a las tasas de interés de los plazos fijos. (Adrián Escandar)

El Directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso hoy que desde el lunes 18 todos los plazos fijos tendrán una tasa nominal del 26,60%, equivalente al 70% de la tasa de sus Letras de Liquidez (Leliq), que hoy se ubica en el 38%.

Esta tasa regía hasta el momento para los plazos fijos de hasta $4 millones depositados por personas físicas. A partir del lunes 18, se utilizará para todos los depósitos, tanto de individuos como de personas jurídicas.

Por tal motivo, subirá la tasa Badlar, que aplica a los plazos fijos superiores a $1 millón, y la tasa TM20, que se usa para los depósitos superiores a $20 millones, ambas utilizadas como referencia para los plazos fijos mayoristas. La Badlar se ubicaba en 20,1 y la TM20 en 18,6%, lo cual indicaba una curiosidad: los depósitos por montos mayores recibían tasas más desventajosas que los depósitos pequeños, cuando suele suceder al revés.

La medida implica la aplicación de “una tasa efectiva mensual de 2,22% (supera por 0,7 puntos a la inflación de abril y está por encima de cualquier proyección de inflación privada) y una TEA de 30,10%”, según dijeron fuentes de la entidad monetaria.

Subirán a 26,60% la tasa Badlar, que aplica a los plazos fijos superiores a $1 millón, y la tasa TM20, que se usa para los depósitos superiores a $20 millones, ambas utilizadas como referencia para los plazos fijos mayoristas.

La referencia al Indice de Precios al Consumidor (IPC) conocido hoy señala la intención de que el depositante en pesos reciba tasas reales positivas, algo que no venía ocurriendo con los grandes fondos. No obstante, cabe destacar que según los consultores económicos participantes del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del propio BCRA, la inflación tendrá una caída en mayo, e incluso junio, a causa de la parálisis económica provocada por la cuarentena. Con posterioridad, los analistas esperan una aceleración que llevaría a un IPC del 3,6% para septiembre.

Las decisiones tomadas hoy por el Banco Central apuntan a “garantizar la rentabilidad positiva de los depósitos en pesos en el sistema financiero tanto para las empresas, como para las personas y para los productores agropecuarios que liquiden cosecha”, según explicaron en el BCRA.

El BCRA sancionó incentivos para que los productores agropecuarios no demoren la liquidación de sus divisas. (Reuters/Ricardo Moraes)
El BCRA sancionó incentivos para que los productores agropecuarios no demoren la liquidación de sus divisas. (Reuters/Ricardo Moraes) (Ricardo Moraes/)

Junto con la suba de tasas, el BCRA anunció otras medidas tendientes a desviar el interés por el dólar y llevarlo hacia los pesos, las que aún no se conocen en detalle. Según explicaron en el BCRA, “se generó un incentivo a los bancos para que salgan a capturar depósitos DIVA (Depósito Interés Variable) ligados a la cotización de cereales y oleaginosas.”

Con los DIVA se buscará atraer a los productores agrícolas “que liquidaron cosecha desde noviembre y que van a poder hacer estas colocaciones”, ya que su rendimiento “acompañan la evolución del precio de la soja.” Así, el BCRA aspira a que los productores no demoren el momento de la liquidación ya que podrán contar con la garantía que la cosecha mantendrá su valor.

Depósitos de cheques por ventanilla

Por último, el BCRA estableció que a partir de mañana, viernes 15, podrán depositarse cheques por ventanilla, en el marco de la incorporación de nuevas operaciones habilitadas en las sucursales dentro de la cuarentena. Esta decisión pretende facilitar la gestión a empresas que deben depositar cantidades importantes de cheques.

A través de la Comunicación A7017, el BCRA resolvió “disponer, con vigencia desde el 15.5.2020, que las entidades financieras podrán recibir por ventanilla depósitos de cheques de terceros, bajo el sistema de turnos, manteniendo la prioridad de los clientes que sean beneficiarios de haberes previsionales y pensiones.”

De este modo, el depósitos de cheques por ventanilla se suma a otras gestiones autorizadas para aquellos que sacan un turno en una sucursal bancaria, tales como abrir cuentas, gestionar un préstamo, presentar documentación, acceder a las cajas de seguridad o hacer depósitos y extracciones de moneda extranjera.

Seguí leyendo:

Dólar hoy: el blue alcanzó un nuevo récord de $138 y la brecha superó el 100 por ciento



Fuente: infobae