En la imagen, el ministro de economía argentino, Martín Guzmán. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
En la imagen, el ministro de economía argentino, Martín Guzmán. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
(EFEI0499/)

La Argentina terminó la semana con los indicadores del mercado favorables. Los bonos en dólares fueron los grandes ganadores sobre el dólar libre que quedó en $ 138 y los dólares alternativos que bajaron a $ 117,85 en el caso del dólar Bolsa o a $ 121,32 en el caso del contado con liquidación.

Lo curioso es que lo que encandila a los neófitos es el dólar libre que hoy no tiene el peso que tenía en otras épocas, porque su fortaleza radica en que no hay vendedores ya que la compra y venta es complicada por la falta de billetes en efectivo y hay que hacer transferencias bancarias dejando la huella de las operaciones ante la AFIP.

¿Quién pagaría $ 140 un dólar que se puede conseguir a $ 117? Solo el que no tiene recursos o poder de compra y no tiene el suficiente dinero para acudir a un agente de Bolsa.

Por eso, la brecha hay que calcularla entre el dólar oficial mayorista que cerró a $ 67,73 contra $ 117,95 del dólar Bolsa. Esto da una amplitud de precios de 73% que ejerce una presión devaluatoria más por el retraso del dólar mayorista que por el precio del dólar Bolsa.

La respuesta de los bonos en dólares con ley en Nueva York de largo plazo, que son los que se están negociando con los acreedores locales y del exterior, fue contundente. El Discount que vence en 2033 y paga 8,26% de tasa subió 10,26% y el Par, el otro bono que nació con el canje de Néstor Kirchner, aumentó 5,50%. Los bonos que ya están defaulteados, los que tienen ley argentina, pero, si la negociación con los bonos de ley externa es exitosa, quedan acoplados a los beneficios del acuerdo. Por eso, el Bonar 2020 aumentó 6,08% y el Bonar 2024, 4,47%.

Todo esto hizo que el riesgo país descendiera nada menos que 6,7% a 2.837 puntos básicos, un nivel que no tenía desde el 20 de febrero cuando la pandemia era algo lejano y la cuarentena una utopía.

En el exterior, los ADR’s argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en Wall Street- tuvieron una rueda positiva con mayoría de alzas. Ese entusiasmo fue moderado en la Bolsa de Buenos Aires, donde se negociaron $ 1.327 millones, la mitad de lo que se había operado pocos días atrás. Lo mejor pasó por BYMA que subió 5,65% y Central Puerto con 5,34%.

Tras estos datos positivos, conviene seguir lo que está sucediendo en el mundo en la trasnoche argentina del lunes . Las bolsas asiáticas ya están operando y muestran optimismo. Las declaraciones del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, fueron muy prudentes y lógicas, acerca de una leve reactivación a futuro y otra plena cuando aparezca la vacuna. Por eso el Nikkei 225 de Tokio, estaba 0,65% arriba, seguido por el Hang Seng de Hong Kong con 0,37%. En el continente, los tres principales indicadores chinos, a pesar de las provocaciones de Donald Trump de iniciar una guerra comercial, tienen signos positivos cercanos a 0,50% a excepción del Shenszen de Shanghai que gana 0,10%.

En Europa, las operaciones overnight, de futuro, apostaban a que Alemania subiría. El DAX estaba 1,52% arriba y el FTSE de Londres, 1,29%. El Euro Stoxx que promedia los cincuenta principales papeles de las bolsas europeas, crecía 1,50%.

Las Bolsas de Nueva York tenían los tres principales indicadores con fuertes subas. El Dow Jones crecía 1,19%; el S&P 500, 1,20% y el Nasdaq, 1,12%. El petróleo de Estados Unidos, el WTI tenía un desarrollo prometedor y aumentaba 4,10% a USD 30,77. El Brent de Europa, que es referencia de la Argentina, marcaba alzas de 4% a USD 33,77 por barril. La soja subía 0,80% y el oro 1% y cotizaba a USD 1.772 por onza.

De todas maneras, esta semana lo importantes serán las declaraciones de Powell, titular de la Reserva Federal, ante el Comité de Bancos del Senado norteamericano sobre los estímulos a la economía y la presentación de demanda de solicitudes para cobrar el subsidio de desempleo. El miércoles la Reserva Federal publicará el acta de la reunión de abril que, aunque parezca antigua, siempre brinda datos que interesan a los inversores.

Los mercados indican que hoy puede ser un buen día para la Argentina. Tres contrapropuestas para negociar la deuda, son señal de que los acreedores tienen interés en solucionar el problema y evitar el default. Martín Guzmán, el ministro de Economía fue claro. No habrá medidas para controlar el dólar libre, porque está subiendo por las expectativas de las negociaciones. En otras palabras, el ministro cree que esta semana puede estar más tranquilo con las mejores noticias sobre la deuda.

Seguí Leyendo:

Exclusivo: el detalle de las contraofertas presentadas por los acreedores de la deuda que revisa Alberto Fernández

Deuda: todo lo que hay que saber sobre el canje que esta semana entra en su segunda recta final



Fuente: infobae