El líder del movimiento chiíta libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, rechazó este martes una petición de Estados Unidos para reforzar los poderes de la fuerza de mantenimiento de la paz desplegada en la frontera entre Líbano e Israel.

“Los estadounidenses, a petición israelí, proponen cambiar la naturaleza de la misión de la FPNUL”, dijo Nasralá en una entrevista con motivo de los 20 años de la retirada israelí del Líbano.

El Consejo de Seguridad de la ONU votará este verano la renovación del mandato de la Fuerza Provisional de Naciones Unidas para el Líbano (FPNUL).

“Líbano se ha negado a modificar la misión de la FPNUL, pero Israel quiere (…) tener el derecho de registrar propiedades privadas y Estados Unidos presiona a Líbano” sobre este tema, añadió Nasralá.

En agosto de 2019, el Consejo de Seguridad de la ONU votó a favor de prolongar el mandato de la misión por un año.

A petición de Estados Unidos, según fuentes diplomáticas, la resolución incluyó una cláusula que pide al secretario general de la ONU que evalúe la misión de la FPNUL y de sus miembros antes del 1 de junio de 2020.

“No estamos en contra del mantenimiento de la FPNUL”, aseguró Nasralá, pero estimó que “Israel no puede imponer sus condiciones a Líbano, ni siquiera ocultas bajo una máscara estadounidense”.

Al comienzo de mayo, la embajadora estadounidense ante la ONU, Kelly Craft, afirmó en Twitter que a la FPNUL se le está “impidiendo cumplir con su mandato” y que el Hezbolá “ha sido capaz de armarse y ampliar sus operaciones poniendo en peligro a la población libanesa”.

El lunes por la noche se produjo un incidente en la aldea de Blida (sur) entre los cascos azules finlandeses y unos lugareños libaneses después de que un vehículo de la FPNUL chocara con dos coches y una motocicleta, informó la Agencia Nacional de Información (ANI).

Unos jóvenes furiosos bloquearon la carretera y los militares finlandeses tuvieron que pedir ayuda al ejército libanés para irse del lugar, según la misma fuente.

El martes, varios pueblos de las inmediaciones acusaron en un comunicado a la patrulla de la FPNUL de haber “entrado y registrado los viñedos y propiedades privadas”.

La FPNUL, presente en Líbano desde 1978, cuenta con unos 10.500 cascos azules.

Desde 2006 vigila la frontera israelo-libanesa en coordinación con el ejército libanés y supervisa la aplicación de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, adoptada después de la guerra entre Israel y el movimiento chiíta proiraní Hezbolá.

bur-ah/cn/ob/erl /dga



Fuente: infobae