A pesar de que tenía todos los papeles en regla y de que fue debidamente autorizada, Susana Giménez está en boca de todos por su viaje a Uruguay en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige en el país. En ese contexto, la diva habló en Animales Sueltos y no sólo confió lo sorprendida que estaba por la polémica que generó su vuelo al país vecino, sino que también se tomó el tiempo para dar su opinión sobre la política nacional y afirmó: “Tengo miedo de que nos quieran convertir en Venezuela”.

Nunca pensé que se iba armar semejante polémica, siempre conmigo es una cosa rara. Salí porque pedí permiso para hacer la residencia y como tengo propiedades acá me lo dieron. Tuve que llenar muchísimas cosas, ir al Consulado uruguayo y después le mandé los permisos a Cancillería, que dijo que sí. El avión no sale si no tenés los permisos”, comenzó Susana, intentando bajarle el tono al asunto y dejando claro que todo se hizo en forma legal.

Por 14 días estoy en cuarentena, como en todos lados. Tenía que venir, hace 3 meses que estoy encerrada porque yo volví de Estados Unidos. Me vine porque tengo muchos animales acá, la gente que trabaja para mí, tengo que pagar sueldos y extraño mucho a mis perros”, continuó la diva, que tomó un vuelo el sábado pasado a la tarde hacia Uruguay, acompañada pro su hermano, Patricio Giménez.

Aclarado el tema del viaje, Luis Novaresio le consultó su visión sobre la política en general y el manejo de la crisis sanitaria desatada por el coronavirus. “No soy peronista, lo dije mil veces. De Alberto (Fernández) me gustó como era en el trato, afable, paternal, nada gritón, ni te apuntaba con el dedo. Actuó muy bien al principio de la pandemia, pero ahora está pasado y debe estar muy presionado por La Cámpora supongo”, dijo Susana.

Asimismo, el conductor le preguntó si se acordaba en qué momento se complicó la Argentina. “No sé. Era un país maravilloso, nuestros abuelos venían de España, Irlanda, Francia… Eran trabajadores, a ninguno se le ocurría pedir ‘a mí me tienen que comprar una casa’. El Gobierno no te daba nada y hacía muy bien. Vivían en departamentos con agua, con baños, era distinto, existía la cultura del trabajo. Hasta que no hagamos eso es muy difícil salir”, consideró.

Y siguió profundizando: “El populismo es muy peligroso. El otro día cuando vi la fila para comprar huevos, una señora que fue a las 4 y media de la mañana para comprar huevos, vi a Venezuela. Laburé muchísimo allá, era el país más rico de Sudamérica. Tengo terror de que nos quieran convertir en eso”.

NOTICIA EN DESARROLLO…



Fuente: infobae