No es la primera vez que Iván Marcone se muestra comprometido con los más vulnerables. El volante de Boca reflejó en reiteradas ocasiones su espíritu solidario al colaborar con la donación de alimentos a distintos comedores de la zona sur del conurbano bonaerense y La Matanza, como los casos de Villa Inflamable en Dock Sud y González Catán.

En esta oportunidad, el ex Lanús publicó en sus redes sociales la particular forma de celebrar su cumpleaños. Cuando el reloj marcó las 00:00, el mediocampista sopló las velitas en su casa de Sarandí y encendió uno de los tradicionales tres tiros de pirotecnia para comenzar los 30 años de una manera diferente.

Unas horas más tarde, se trasladó a la confitería Amibis, ubicada en Wilde, y se animó a atender a los clientes que iban llegando al comercio. “Para el mate va perfecto esto”, le dijo a uno de los visitantes, mientras le preparaba el pedido con churros, donas y otro tipo de facturas. “¡Las mejores están acá!”, aseguró el improvisado empleado.

Cabe recordar que otra acción similar se remonta a la vez que se lo vio descargando numerosas viandas y bolsones con alimentos para varios comedores que se encuentra postergados en sectores muy vulnerables.

El ex volante del Granate que se coronó campeón en 2016 realiza constantemente este tipo de gestos, y otro ejemplo se remonta al día que donó una importante suma de dinero a Arsenal de Sarandí -club de donde surgió- que fue destinado a la construcción de una pileta para niños en el predio ubicado frente al estadio del Viaducto.

Luego la entidad de Sarandí construyó otra piscina de mayores proporciones para los socios y socias más grandes con la donación de otra ex figura del club, el volante ofensivo Alejandro Papu Gómez, que en la actualidad se destaca en Atalanta de la Serie A de Italia.

Cabe señalar que la secretaría técnica de Boca, encabezada por el vicepresidente segundo Juan Román Riquelme, comenzará a gestionar la la renovación de los contratos de Carlos Tevez, Mauro Zárate y Franco Soldano, a pedido del entrenador Miguel Russo, quien licenció al plantel hasta el 8 de junio.

Hasta ahora, son tres los jugadores a quienes se les vence el contrato a fin de junio que no seguirán en el plantel: Junior Alonso, quien adujo razones personales; Marcos Díaz, a quien el club ya le comunicó que no está en los planes del técnico y probablemente se sume al Leganés; y Nahuel Molina Lucero, quien no llegó a un acuerdo en su nuevo contrato y con el pase en su poder podría seguir su carrera en España.

Mientras tanto, los jugadores del plantel profesional, quienes se entrenaron en sus casas durante el parate del fútbol por la pandemia, siempre monitoreados por el cuerpo técnico xeneize, gozan de una licencia hasta el 8 de junio, según lo dispuso el DT Miguel Russo.

Seguí leyendo

La áspera crítica de un campeón mundial hacia Nandez y Benedetto: “No son jugadores para Boca”

La grave denuncia del “Patrón” Bermúdez: por qué se cayó su pase al Barcelona de España en el 2000

Fue remisero y trabaja en el correo: Santa Cruz, el jugador que con un dedo provocó la salvaje reacción de Riquelme



Fuente: infobae