QUITO, 9 jun (Reuters) – Ecuador levantó la fuerza mayor en sus actividades de exploración y producción de petróleo, luego de que el oleoducto estatal SOTE de 360.000 barriles día (bpd) retomó su operación de bombeo, dijo el martes el Ministerio de Energía.

La petrolera estatal Petroecuador había detenido el transporte de crudo por la tubería la semana pasada como medida preventiva contra posibles daños ambientales debido a la erosión del suelo en la región amazónica. Eso llevó al ministerio a declarar fuerza mayor en la producción el 4 de junio.

Las exportaciones de crudo del país andino no se vieron afectadas, añadió en un comunicado.

El oleoducto estatal retomó su actividad de bombeo de crudo luego de que la estatal Petroecuador concluyera con la construcción de dos variantes en su línea de recorrido en el sector conocido San Rafael, en el límite de las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos.

En la zona se registra una erosión regresiva que está amenazando además de SOTE, al oleoducto privado de crudos pesados OCP, la captación de agua de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, la más grande del país, un tramo de la vía que conecta la Amazonia con Quito y algunas poblaciones cercanas.

A inicios de abril, los dos oleoductos del país sufrieron una rotura de la tubería por el hundimiento de tierra en la misma zona, lo que llevó al país andino a declarar fuerza mayor en sus exportaciones y bajar sus niveles de extracción en sus campos petroleros.

La producción de Ecuador se ubicó el lunes en 509.816 bpd, incluida la porción de la estatal Petroamazonas y de las compañías privadas, según datos oficiales.

(Reporte de Alexandra Valencia. Editado por Rodrigo Charme)



Fuente: infobae