Foto de la enfermera Meghan Lindsey posando en la entrada del NYU Winthrop Hospital, donde trabaja en medio de la pandemia de coronavirus. 
May 14, 2020. REUTERS/Shannon Stapleton
Foto de la enfermera Meghan Lindsey posando en la entrada del NYU Winthrop Hospital, donde trabaja en medio de la pandemia de coronavirus.
May 14, 2020. REUTERS/Shannon Stapleton (SHANNON STAPLETON/)

El nuevo coronavirus infectó a casi dos millones de personas en Estados Unidos y causó 1.082 muertes en las últimas 24 horas, según el reporte del miércoles de la Universidad Johns Hopkins.

La principal potencia del mundo es, por diferencia, el país más afectado por la pandemia en términos absolutos, tanto en lo que representa a muertes (112.833) como en relación al número total de infectados.

Estados Unidos sigue registrando alrededor de 20.000 nuevos casos de COVID-19 por día y lucha por salir de esta meseta, que se mantiene porque una parte del país ha relevado a la otra en cuanto a la propagación del virus.

Así, en Texas y Carolina del Norte hay actualmente más pacientes hospitalizados por COVID-19 que hace un mes. Con medio millón de pruebas realizadas por día, el país es el campeón mundial en detección per cápita del virus.

Según un promedio de once modelos epidemiológicos realizados por investigadores de la Universidad de Massachusetts, se estima que el número de muertes por coronavirus en el país sea de unas 130.000 para el 4 de julio, fecha patria estadounidense.

California Coronavirus
(Reuters)

Por otra parte, más de 10 estados de EEUU han registrado esta semana sus cifras más altas de contagios y hospitalizaciones por coronavirus, a dos semanas del fin de semana largo en el que buena parte de la población realizó viajes y multitudinarios encuentros sin distanciamiento social.

El plazo, señalado como el periodo de incubación del virus antes de la aparición de síntomas, deja ahora secuelas en Texas, Carolina del Norte y del Sur, California, Oregon, Arkansas, Misisipi, Utah y Arizona, donde el promedio semanal de internaciones es el más alto desde el inicio de la pandemia, según datos recabados por el Washington Post.

Por su parte, además de los estados mencionados, Alaska, Florida, Nuevo México, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Tennessee y el territorio de Puerto Rico muestran importantes alzas en los contagios confirmados.

Texas arroja uno de los escenarios más preocupantes. El número de hospitalizados llegó este lunes a 1.935, con lo que superó a Nueva York (que ya se va recuperando tras ser el epicentro en el país) y llegó a un nuevo récord estatal. La máxima cifra previa había sido registrada el 5 de mayo, con 1.888 pacientes, y desde entonces parecía estar en descenso, pero la reanudación de actividades trajo un nuevo pico. El desconfinamiento en este estado comenzó el 1 de mayo, con la reapertura de negocios con capacidad limitada.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Miami reabrió sus playas y vuelve la normalidad al sur de Florida: cuáles son las 10 nuevas reglas

Limpieza extrema, mascarillas y distancia social: así reabrieron los gimnasios en Miami



Fuente: infobae