El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este viernes que medió entre el gobierno de Argentina y la administradora de fondos BlackRock, durante las negociaciones por la deuda del país sudamericano.

“Me habló el presidente de Argentina, Alberto Fernández, que sabía que yo tenía buena relación con Larry Fink – CEO de BlackRock – y que ellos estaban buscando una renegociación de su deuda”, expresó el mandatario izquierdista en su tradicional conferencia de prensa desde Palacio Nacional en Ciudad de México.

En noviembre de 2019, en su calidad de presidente electo, Alberto Fernández se entrevistó en la capital mexicana con López Obrador. Después de esa reunión, los canales diplomáticos entre los dos países se estrecharon.

López Obrador detalló que el presidente Fernández le contó que “ya tenían un dictamen, que podían reconocer la deuda y que querían cumplir”. El mandatario sudamericano aclaró durante la conversación con su homólogo que “no quería firmar nada y que luego se incumpliera con las obligaciones”.

Alberto Fernández y López Obrador en la visita del presidente argentino a México
Alberto Fernández y López Obrador en la visita del presidente argentino a México

Entonces (Fernández dijo) que se aceptara la propuesta de ellos, que era en aquel entonces de pagar el 41% de la deuda, osea una quita del 59%, para llegar a un entendimiento”, explicó López Obrador.

“Yo le hablé a Larry Fink, él es una buena persona, el presidente de Argentina, excepcional. Le expliqué a Larry Fink, (él) estaba enterado, ellos empezaron haciendo una propuesta, me explicó que no dependía solo de ellos. El caso es que iba a proponer a su consejo una disminución del 50 al 55%”.

La conversación telefónica entre los mandatarios ocurrió hace 10 días aproximadamente, según pudo reconstruir Infobae a la hora de confirmar la comunicación entre ambos. Sin embargo, desde el entorno del presidente argentino aseguraron que “la gestión no habría dado los resultados esperados”. Es decir, que pase lo que pase con la negociación no sería una consecuencia directa de la intermediación del jefe de estado mexicano.

Entre los motivos por los cuales desde la Argentina se solicitó la intermediación está que el hijo de Carlos Slim ocupa un cargo directivo dentro de BlackRock, en medio de la negociación está también el empresario David Martínez, y por último, el embajador de los Estados Unidos en México Christopher Landau fue socio del estudio Quinn Emanuel Urquhart, el bufete que representó a YPF ante la Corte Suprema estadounidense y que actualmente asesora a bonistas que entraron al canje.

Ese entramado explica en gran parte la supuesta llegada que el gobierno mexicano podría haber tenido y por eso se pensó en ellos a la hora de solicitar una intermediación en la ardua negociación que la Argentina lleva adelante y que por ahora no tiene un final definitivo.

BlackRock es la administradora de fondos más grande del mundo y se ha convertido en el principal obstáculo de una solución amigable de los USD 66.000 millones de deuda que el gobierno argentino se propuso restructurar.

López Obrador dijo que se ha mantenido atento al desarrollo de las negociaciones.

“Entonces por un lado (Argentina) 41%, luego me enteré que era el 39% y ahí estaban. Entonces hablé con ese propósito, ya le dije al presidente de Argentina, ‘así están las recomendaciones’. Siempre es mejor el arreglo para todos, porque aunque parece que es un asunto que sucede en otro país, a veces estas notas afectan la estabilidad del mundo, de otros países”.

Larry Fink, CEO de BlackRock. (Foto: REUTERS, Shannon Stapleton, Archivo)
Larry Fink, CEO de BlackRock. (Foto: REUTERS, Shannon Stapleton, Archivo) (Shannon Stapleton/)

El presidente mexicano que tomó el cargo en diciembre de 2018, no ha viajado al extranjero desde entonces y en algunas ocasiones se ha mantenido ajeno al concierto internacional bajo el argumento de la “no intervención”, sin embargo, este viernes se dijo atento a las circunstancias de la región, en medio de la pandemia de coroanvirus.

“Ayer corrió la noticia de los rebrotes de la pandemia y se cayeron las bolsas y nos pasaron a perjudicar también a nosotros porque nuestro peso se depreció, nada más por un informe. A veces con fundamento, a veces no, pero así se manejan los mercados, hay nerviosismos, tiene que ver mucho la confianza. Nosotros estamos en una situación muy favorable”, concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

BlackRock, el acreedor más duro de la Argentina, acusado de “hipocresía climática” en el Financial Times

El gobierno argentino seguirá negociando la deuda después del viernes para evitar un default



Fuente: infobae