Imágen aérea de la planta de Vicentin en la provincia de Santa Fe
Imágen aérea de la planta de Vicentin en la provincia de Santa Fe

La intervención de Vicentin modificó abruptamente la agenda política y encendió las alarmas por el avance del Estado sobre la propiedad privada, reavivado ahora por la intención del kirchnerismo de avanzar con la expropiación de la agroexportadora.

En ese contexto y en medio de un debate virulento habló Héctor Vicentin, nieto del fundador de la compañía, quien advirtió que van a resistir el avance oficial: “No tenemos otra solución, el Gobierno fue claro y crudo, no dejó ninguna posibilidad a la empresa más que resistir como podemos hacerlo, judicialmente en los tribunales y socialmente con el apoyo de la gente”, advirtió en declaraciones a Luis Novaresio por radio La Red.

Esa estrategia de resistencia ya empezó a reflejarse en la provincia de Santa Fe, donde se encuentra la sede de la empresa: esta mañana se realizó una multitudinaria movilización de Avellaneda a Reconquista, con un bocinazo en rechazo a la intervención y a la expropiación.

En el mismo sentido, el accionista aseguró que la actual “es una situación muy angustiante” para toda la familia: “Imagínese, enterarse por la televisión que el Presidente dice que nos van a expropiar la empresa…”, describió antes de rechazar las acusaciones sobre una presunta malversación de fondos, por los préstamos que el Banco Central le otorgó a la compañía durante el gobierno de Mauricio Macri.

“Es aterrador porque lamentablemente la gente no conoce Vicentin; en Buenos Aires creen que es una empresa… qué se yo. Acá en Avellaneda (Santa Fe) nos conocen bien (…) De ninguna manera hicimos desaparecer ese dinero. Que la Justicia actúe; si se le pregunta a cualquier accionista va a decir lo mismo, que la Justicia actúe y si alguno realizó un acto de corrupción, que vaya preso porque el acto no es contra el país ni contra el banco, sino contra los accionistas”, se descargó.

NOTICIA EN DESARROLLO



Fuente: infobae