TEHERÁN, Irán (AP) — Irán condenó a muerte el martes a un periodista cuyo trabajo en internet ayudó a inspirar las protestas económicas de 2017 en todo el país.

Ruhollah Zam había regresado a la República Islámica en circunstancias poco claras y fue arrestado más tarde. El vocero del poder judicial iraní, Gholamhossein Esmaili, anunció la sentencia de Zam el martes.

Zam dirigió un cibersitio llamado AmadNews que publicó videos e información vergonzosa sobre funcionarios iraníes. Estaba viviendo y trabajando en el exilio en París antes de ser convencido para regresar a Irán, donde fue detenido en octubre de 2019.

El reportero apareció más tarde en confesiones televisadas admitiendo sus errores y disculpándose por sus actividades.

Zam gestionaba un canal en la aplicación de mensajería Telegram que propagó mensajes sobre las protestas en 2017 y compartió videos de la manifestación. Esto le dio una amplia notoriedad en ese momento, incluyendo entre las autoridades iraníes que querían terminar las movilizaciones.

Telegram cerró el canal por las quejas del gobierno iraní de que difundía información sobre cómo elaborar bombas incendiarias. El canal continuó más tarde bajo un nombre diferente.

Zam es hijo del clérigo chií Mohammad Ali Zam, un reformista que ocupó un puesto gubernamental a principios de la década de 1980. El religioso escribió una carta publicada por medios iraníes en julio de 2017 en la que decía que no apoyaría a su hijo por su trabajo en AmadNews y los mensajes de su canal de Telegram.

___

El periodista de The Associated Press Jon Gambrell en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, contribuyó a este despacho.



Fuente: infobae