El presidente de Argentina, Alberto Fernández. EFE/ Tono Gil/Archivo
El presidente de Argentina, Alberto Fernández. EFE/ Tono Gil/Archivo
(EFEI0373/)

La Argentina y Corea del Sur acordaron hoy intensificar las tareas de cooperación tendientes a mitigar el COVID-19 en una conversación telefónica que mantuvieron el presidente Alberto Fernández y su par, Moon Jae-in.

En esa charla los presidentes abordaron temas de la agenda bilateral, en especial intercambiaron experiencias relacionadas con las políticas para contener el avance y los efectos de la pandemia de coronavirus.

Según un comunicado de la Casa Rosada, Alberto Fernández le expresó a su par de Corea del Sur el interés en profundizar la cooperación en materia de investigación conjunta entre profesionales e instituciones del sector de la salud.

En ese sentido, acordaron continuar con la colaboración mutua que ya había comenzado en marzo pasado cuando autoridades de ambos países compartieron estrategias para luchar contra el virus y analizaron el uso de tecnologías y el diseño de aplicaciones para el autodiagnóstico e identificación y el control de personas que se encuentran en cuarentena.

Durante la conversación, el canciller Felipe Solá acompañó al Presidente y expresó su anhelo de que haya un acceso equitativo de los países a nuevos diagnósticos, vacunas, terapias y otras medidas de emergencia médica para combatir la pandemia.

“Necesitamos acciones y una agenda de trabajo internacional para atender las consecuencias de la crisis generada por la pandemia. Nos interesa continuar trabajando junto con Corea fortaleciendo la cooperación para aliviar los impactos del COVID-19 sobre la salud, la economía, la sociedad y el comercio, en particular, prestando atención a los más vulnerables”, expresó Solá.

La charla de ambos presidentes se dio justo un día después en que finalizara la cumbre de presidentes del Mercosur donde se abordó la necesidad del bloque de avanzar en un acuerdo de libre comercio con Corea del Sur. Empero, la Argentina ya había puesto sus reparos a avanzar en este acuerdo con Corea del Sur al igual que con Singapour por las eventuales desventajas comerciales que implicaría esto para el bloque regional. En la Casa Rosada no quisieron dar más detalles de la charla entre los presidentes y tampoco aclararon si el tema de un acuerdo de libre comercio con el Mercosur se abordó en el intercambio de opiniones.

En rigor, dijeron que la conversación se concentró en la cooperación de ambos países para mitigar el COVID-19. Según pudo saber Infobae de la embajada de Corea del Sur en Buenos Aires, la comunidad coreana en la Argentina donó 60 000 barbijos al Ministerio de Seguridad de la Nación y el embajador de Corea en nuestro país, Jang Myung-Soo, avaló todo este proyecto.

En tanto, la Asociación de Coreanos en Argentina entregó 10.000 barbijos a los hospitales Álvarez y Piñero y otros 10.000 a comisarías de la Policía de la Ciudad, sumado a donaciones ya realizadas a otros hospitales al comienzo de la cuarentena.

También Corea del Sur extendió la ayuda con elementos de primera necesidad a comedores de Cáritas, de la Asociación comunitaria de Monte Castro y a Bomberos Voluntarios San José de Flores, entre otras instituciones. Y la Universidad de Medicina de Sunchunhayang y la Universidad Austral llevaron adelante el proyecto “#CoreaSeUne”, una iniciativa de jóvenes de la comunidad coreana para fabricar insumos sanitarios para ser donados a las entidades en donde más lo necesitan, que ya llegó a más de 10 hospitales de Buenos Aires y el conurbano.

Además, las autoridades sanitarias de los gobiernos nacionales de Corea y Argentina mantienen una relación de cooperación frente a la pandemia y proyectaron planes de cooperación en materia de salud.

Seguí leyendo:

Atentado a la AMIA: la Cámara Federal ordenó que se profundicen las pistas que aún están pendientes



Fuente: infobae