Al menos 2.700 personas, entre ellas muchos turistas que se alojan en campamentos de la costa mediterránea, cerca de Marsella, han sido evacuadas este martes por la noche debido a un violento incendio que destruyó más de 1.000 hectáreas y sigue activo.

“No hay heridos graves. Hay que evaluar los daños materiales”, indicaron los bomberos que siguen combatiendo el incendio con 1.800 efectivos.

“El incendio evoluciona favorablemente, pero todavía no ha sido dominado”, dijeron los bomberos a la AFP.

Turistas de varios campamentos tuvieron que juntarse en las playas de la Costa Azul, al oeste de Marsella, y después fueron evacuados por mar hacia el puerto pesquero de Carro. De ahí fueron trasladados en autobuses a gimnasios de la localidad de Martigues donde pasan la noche, informaron los bomberos.

Los bomberos marinos de Marsella (sur) coordinaron el rescate por mar. La policía había requisado barcos de recreo para ayudar a los turistas en peligro, declaró a la AFP un portavoz de la policía.

“Los policías salvaron a cientos de personas que se encontraban en una situación peligrosa, en la playa de Tamaris, con niños pequeños, mientras las llamas amenazaban”, declaró Arnaud Louis, de la policía nacional.

Al abrigo en un gimnasio, Maryse Escuder, de 83 años, se siente “aliviada”. “Hubo pánico, tuvimos que bajar a la playa y veíamos las llamas acercarse”, cuenta.

El incendio se desató por la tarde en el macizo forestal y sobre las 22H00 ya había devastado 800 hectáreas de vegetación.

Una periodista de la AFP vio enormes columnas de humo negro y llamas en la carretera. Los aviones se sucedían en un intento de apagar las llamas y frenar su avance.

El incendio recorrió ocho kilómetros en dos horas, precisó el servicio de incendio y rescate del departamento de Bocas del Ródano en Twitter.

Desde el fin de semana, el acceso a todos los macizos forestales de Bocas del Ródano se ha prohibido debido a los fuertes vientos y las altas temperaturas que aumentan el riesgo de incendios.

Entre 2015 y 2019 ardió una media de 9.300 hectáreas de bosque cada año en los departamentos de la costa mediterránea.

cf-iw-cs-jp/ob/erl/rsr/zm



Fuente: infobae