El jefe del movimiento chiita Hezbolá, Hasan Nasrallah, recibió al líder del movimiento palestino Hamás, Ismail Haniyeh, e visita en Líbano, para hablar de la normalización de las relaciones entre los países árabes e Israel, informó el domingo la cadena de televisión Al-Manar.

Haniyeh, jefe de la oficina política de Hamás, está en Líbano desde el miércoles en su primera visita al país en casi 30 años.

Su viaje se produce tras el acuerdo entre Emiratos Árabes Unidos e Israel, anunciado el 13 de agosto, para normalizar sus relaciones.

El canal de televisión Al-Manar de Hezbolá publicó fotos en su web de Nasrallah y Haniyeh sentados juntos llevando mascarillas contra el nuevo coronavirus.

Ambos hablaron de “los acontecimientos políticos y militares en Palestina, el Líbano y la región”, citando “los peligros para la causa palestina”, principalmente provocados por los “proyectos árabes de normalización” de relaciones con Israel, indicó Al- Manar.

También subrayaron la “solidez” de los vínculos entre Hezbolá y Hamás, así como la “estabilidad” del “eje de resistencia”, la terminología utilizada para designar al movimiento chiíta libanés y a sus aliados, en particular Irán, en su luchar contra Israel.

No se dieron detalles sobre la fecha y el lugar de la reunión. Nasrallah ha vivido en un lugar secreto durante una década y no suele hacer apariciones públicas. En 2014 dijo que a menudo cambiaba de lugar de residencia.

Hezbolá se enfrentó a Israel en las últimas semanas en la frontera con Líbano.

También hay con frecuencia ataques mortales, atribuidos a Israel, contra combatientes de Hezbolá involucrados en el conflicto en Siria.

Haniyeh estaba en Beirut para participar el jueves en una reunión ampliada de organizaciones palestinas contra la normalización de relaciones entre los países árabes e Israel.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que su país está negociando en secreto con líderes árabes y musulmanes una normalización de sus relaciones.

tgg/hj/pc/af



Fuente: infobae