FILE PHOTO: A logo of Bankia bank is pictured outside its headquarters in Madrid, Spain September 4, 2020. REUTERS/Sergio Perez/File Photo
FILE PHOTO: A logo of Bankia bank is pictured outside its headquarters in Madrid, Spain September 4, 2020. REUTERS/Sergio Perez/File Photo (Sergio Perez/)

MADRID, 17 sep (Reuters) – Los consejos de administración de las entidades financieras españolas Bankia y Caixabank aprobaron un acuerdo para llevar a cabo una fusión que creará el banco más grande en el mercado español, con unos 664.000 millones de euros en activos, según anunciaron el viernes las dos entidades.

La operación consistirá en un canje de acciones, en el cual se entregarán 0,6845 acciones ordinarias nuevas de CaixaBank por cada acción existente de la seminacionalizada Bankia, lo que supone una prima del 20% sobre la ecuación de canje a cierre del 3 de septiembre.

Según un comunicado conjunto, “la nueva entidad, que mantendrá la marca CaixaBank, será el banco de referencia en España con más de 20 millones de clientes, una cuota en créditos y depósitos del 25% y 24%, respectivamente, y una presencia geográfica diversificada y equilibrada”.

“La nueva entidad, que mantendrá la marca CaixaBank, nace con el objetivo de aportar valor a los clientes, mejorar la rentabilidad para los accionistas y seguir apoyando la recuperación económica de España”, indicaron en una nota de prensa, donde se señala que la capitalización bursátil conjunta será de 16.000 millones de euros.

José Ignacio Goirigolzarri, actual máximo responsable de Bankia, será el presidente ejecutivo del nuevo banco, mientras que Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, ocupará este mismo cargo en el grupo resultante de la integración.

El canje establecido supone que los accionistas de CaixaBank representarán, inicialmente, el 74,2% del capital de la nueva entidad, y los de Bankia, el 25,8%. CriteriaCaixa, entidad controlada al 100% por la Fundación Bancaria “la Caixa” —heredera de la caja de ahorros La Caixa— se mantendrá como accionista de referencia de CaixaBank con alrededor del 30% del accionariado, mientras que el estatal FROB alcanzará el 16,1%.

La estructura accionarial de la entidad combinada se completa con un 54% de “free float” o libre flotación (acciones cotizadas en el mercado de valores).

Con la fusión los grupos prevén conseguir ahorros recurrentes de costes de 770 millones de euros anuales (de forma plena a partir de 2023), “que mejorarán significativamente la ratio de eficiencia hasta situarla en niveles muy competitivos (ratio de eficiencia proforma a 2019 del 47,9% incorporando el 100% de las sinergias)”. Además, se calcula que la operación generará nuevos ingresos anuales de alrededor de 290 millones de euros.

Los bancos señalaron que la “sólida posición” de capital de CaixaBank y Bankia permitirá absorber los costes de reestructuración y los ajustes de valoración, resultando en una ratio CET1 (la principal medida de la solvencia en la banca) de la entidad combinada del 11,6%, 310 puntos básicos por encima del nivel exigido regulatoriamente.

Se espera cerrar la operación durante el primer trimestre de 2021, una vez recibidas todas las autorizaciones regulatorias pertinentes.

Morgan Stanley y Rothschild, asesores financieros de CaixaBank y Bankia, respectivamente, emitieron ayer sendas opiniones “en las que concluyeron que el tipo de canje propuesto es razonable desde un punto de vista financiero y en las condiciones actuales de mercado”.

Si se considera el número total de acciones en circulación de Bankia que podrían acudir al canje, el número máximo de acciones de CaixaBank a emitir para atender el canje de la fusión asciende a 2.079.209.002 acciones ordinarias de CaixaBank de un euro de valor nominal cada una de ellas.

(Información de Tomás Cobos)



Fuente: infobae